Léo Malet

maletDESCONOCIDO o casi entre nosotros hasta hace nada, hasta que Luis Miguel Solano ha empezado a editarlo en El Asteroide, el escritor Léo Malet, del que hablé hace casi un año en este mismo lugar a propósito de su novela Niebla en el puente de Tolbiac, llevó un vida intensa, dura y a ratos apaleada: bouquiniste, vendedor callejero de periódicos, chansonnier, anarquista, artista plástico ligado al surrealismo, escritor de novelas policíacas con y sin seudónimo… y figurante cinematográfico. Aquí aparece con gafas y pipa en una película mítica El muelle de las brumas, caminando por las calles de Le Havre reconstituido en estudio, gracias a los buenos oficios del guionista de la película, su amigo el poeta Jacques Prévert. El fotograma no es muy bueno, pero tal vez les guste a los lectores de Malet a la espera de dar con otro mejor. Malet decía que cuando le preguntaban qué puñetas pintaba en esa película, decía: “Doblaba a Michèle Morgan”. También contará que cuando asistió al rodaje de la película que hicieron con 120, rue de la gare lo quisieron echar de los estudios Sirius porque creyeron que iba a pedir trabajo.

Ahora El Asteroide acaba de publicar 120, rue de la gare (1943), que todavía no he visto en su traducción al castellano. Esa primera novela de la serie de Nestor Burma -Dynamite Burma-, cuya primera versión se titulaba L’Homme qui mourut au Stalag, fue escrita durante la Ocupación y refleja bien su atmósfera, las calles solitarias, el paso furtivo de la gente, el paso raudo de los coches de la Gestapo, el silbido de los trenes y el de las detonaciones, las sirenas, la oscuridad del toque de queda… Lo cuenta muy bien en ese libro de la memoria que es La vache enragée… titulo de cabaret, de revista literaria y la expresión que nombra el clima que gobernó buena parte de su vida: si no la pobreza, sí el agua al cuello.

Léo Malet, Le quai des brumes, en youtube, gracias a la colaboración de Javier Eder.

Léo Malet, entrevista, en youtube, gracias a la colaboración de Javier L.

Anuncios