TULPAN

LOS que no pisamos las salas de cine, acabamos viendo cosas tirando a pintorescas. Hoy le tocó a Tulpan, película de Kazajistán, de la que alaban su atenticidad, ya que trata de la vida de los pastores kazajos, asunto tan arrebatador en el fondo como cualquier otro, con muchas nubes de polvo, un ruido atronador del viento de la estepa y los tornados omnipresentes.
Pero tiene escenas hermosas, como esa en la que el muchacho que ha regresado a la estepa inmensa, después de haber hecho el servicio militar en la marina y de haber visto un pulpo gigante, e intenta seducir a la que quiere que sea la mujer de su vida mostrándole su sueño:
“¿Quiéres ver mi sueño? ¡Mira! Hay una tradición… cada marinero dibuja su sueño en el cuello… Este es mi sueño… Mi sueño es construir un trocito de paraíso como este bajo las estrellas de la estepa kazaja…” ¿Quieres ver mi sueño? Mi sueño es construir…

Anuncios

Un pensamiento en “TULPAN

  1. Bardamu: encontré el comentario en un callejón sin salida informático, sí, da gusto ver cine en casa, aunque me han dicho que aquí, con la crisis y a poco rara que sea la película, no hay nadie en la sala, pero sí, se dan situaciones irritantes… Lo malo es que también andan cerrando los comercios de "dividís" y hay que echarse a las liquidaciones de los supermercados…

Los comentarios están cerrados.