COSAS

NADA más difícil que escribir para seducir lectores. Lo fácil es hacerlo para halagar los oídos de una clientela, de un bando, de una tribu, ya escribas de las cosas del tiempo o de ese viaje alrededor de tu cuarto del que no se regresa.

Anuncios