PALABRA DE GENERAL

Esto dijo el general Mola en una alocución radifónica en los primeros días de 1937. Ya en septiembre de 1936, Blaise Cendrars vio alemanes en Burgos. A fin de cuentas fue a final de julio cuando Hitler decidió apoyar a los sublevados, aunque antes del 18 de julio Mola ya hubiese tenido frecuentes entrevistas con los servicios de la Abhwer. En esas mismas fechas, enero de 1937, andaban por Pamplona agentes alemanes como Oscar Hellmuth Schreiter (o eso decía la prensa), y la bandera con la cruz gamada había ondeado durante unas dos semanas en el ayuntamiento de la ciudad, entre fianles de noviembre (cuando llegó el mayor contingente de soldados alemanes a España) y comienzos de diciembre*… La mentira, la intoxicación, lo que él mismo llamaba con evidente placer “guerra de brujos” formaba parte de la munición de guerra…
* Hay pruebas documentales, basta buscarlas.