Interior y la Guardia Civil harán “comprobaciones” sobre el ‘caso Hellín’
“¡Marchando una de agua de cerrajas!” o a la espera de que a las ranas les salga pelo. Esta es la garantía absoluta de que no se llegará a nada, a otra nube de humo, a que el Hellín oficie, como mucho, de chivo expiatorio durante un rato, de que no se toque a sus protectores del pasado y del presente. Las cloacas del CNI, Ministerio del Interior y Presidencia de Gobierno de toda la Transición son intocables.

Anuncios