La Nave de Baco y Gustavo de Maeztu

Foto: Los acontecimientos de las últimas semanas, relacionados con las andanzas de los hampones de la cultura en Navarra, me han hecho formar intención de volver a publicar mi novela La nave de Baco (Espasa Calpe, 2004), pero en edición íntegra, no sometida a "correcciones paralelas" por parte de la editorial, ni a "sugerencias" de Pilar Cortés García-Moreno (en carta manuscrita que conservo, así como un juego de pruebas ampliamente marcado con posit amarillos)... Una novela en torno a Gustavo de Maeztu, su vida, la peña pamplonesa de La nave de Baco de la que el pintor formó parte (marqués de Vessolla, Kim, Eusebius, Alzugaray, Gaztelu, García-Tuñón, Galbete, Ordóñez... )  y sus actuales pesebristas, la Mofeta a la cabeza, y el Goyito y Salaverri y Juanito Ganbela y Pedro Manterola (alias Matías Gali), y Mainer y Korpax, a quien el anterior comparó con Borges (en libro retirado por corrupción) y más gente, mucha, de Navarra y Madrid... una animación. ¿Una burla? Radical.

Los acontecimientos de las últimas semanas, relacionados con las andanzas de los hampones de la cultura en Navarra, me han hecho formar intención de volver a publicar mi novela La nave de Baco (Espasa Calpe, 2004), pero en edición íntegra, no sometida a “correcciones paralelas” por parte de la editorial, ni a “sugerencias” de Pilar Cortés García-Moreno (en carta manuscrita que conservo, así como un juego de pruebas ampliamente marcado con posits amarillos que señalan aquellos pasajes conflictivos, de mal gusto, poco ortodoxos o políticamente incorrectos)… Una novela en torno a Gustavo de Maeztu, su vida y la peña pamplonesa de amigotes que se llamó, en la posguerra, La nave de Baco, de la que el pintor formó parte (marqués de Vessolla, Kim, Eusebius, Alzugaray, Gaztelu, García-Tuñón, Galbete, Ordóñez… ). Y junto al Gustavo de Maeztu de la época siniestra de la posguerra en Navarra, sus actuales pesebristas, la Mofeta a la cabeza, y el Goyito y Kepita Salaverri y Juanito Ganbela y Pedro Manterola (alias Matías Gali), y Mainer y Korpax, a quien el anterior comparó con Borges (en libro retirado por corrupción) y más gente, mucha, de Navarra y Madrid… una animación. ¿Una burla? Radical. No puede ser de otra manera, es casi la única defensa que te dejan, todavía.

Anuncios

Liquidación por derribo 3

523500_412777605451896_935753955_nY las que vendrán. De escritor de culto (que viene a ser como fracasao pero en pincho) a escritor de barrio, hay un paso, o varios, que das siempre para atrás, encomendándote al santo del día, San Patrás… ¡Goitibera rompeculos for ever! ¡Al chirriooón!, grita Basurde, otro camarada de este derribo permanente que ya dura más de diez años.
Te llaman para dar una charla en un barrio de extramuros, fuerapuertas, y “de arriba” vetan tu charla y eso que estaba pagada a pedo burra… Y yo había aceptado más que nada por ir a sacar una foto de la calle que dedicaron a Perico de Alejandría, mi héroe, vago narrador de Las Pirañas, el ruiseñor de la Rochapea, “fabricante de saliva y escritor de sandeces”… La última vez que hablé de él, en otro mundo, me salió un vecino del barrio, un jumento, que mi hizo ver que en esta puta tierra hay que pedir el Nihil Obstat y el Imprimatur para hablar de lo que tienes delante de las narices, al ordinario del lugar o a quien sea. Lo dice el doctor Osácar, mi médico de cabecera.

Liquidación por derribo 2

El amigo Matías Crespo, me escribe a propósito de Liquidación por derribo 1, y del libro de la Lucía Echevarría publicado por Planeta, y me dice: “Creo recordar una conversación, telefónica, por aquellas fechas. Asco de gentes, de agentes más bien” Y yo le contesto:

“Sí, reconfortantes conversaciones aquellas, y asco de agentes literarias. No he conocido ninguna buena. Las dos últimas, Laure Mérle d’Aubigné y Antonia Kerrigan, me hicieron dos buenas marranadas. Pero estas son cosas que pueden pasar, sin más.
Eso sí, tengo la sospecha, si no la certeza,  de que si esta situación hubiese sido al revés, si a mi se me hubiese ocurrido publicar Liquidación por derribo después del libro de la Echevarría, se me habrían echado encima.
Insisto, cosas que pasan.
Pero por decirlo todo. Los de editorial Albernadia, Ignacio Múgica y Jorge Giménez, a quien por Txingudi llaman Galimartxo, por los aires que se da, son de esas gente que lamento profundamente haber conocido.
Publicar con ellos ha sido uno de los mayores errores que como escritor he cometido, algo parecido a echarse una soga al cuello y de seguido lanzarse a volar e ir cantando “¡Volando, volando…!”… Hasta que, ¡tchac!… comme au petit matin, que cantaba Léo Ferré…
Liquidación por derribo, la mía, o así la vivo, porque a cierta edad, uy, a cierta edad si no puedes hacer, porque no te atreves o porque no puedes (el ciudadano del mundo suele olvidar las leyes de extranjería, inmigración, policía, bancos, sanidad… de carcajada) lo de Mateo Alemán, que se pasó a Indias con 62 tacos de su tiempo, 1608, entonces calla, no alborotes y filosofa en tu rincón, en medio de tu ruina, una más en la ruina general y etcétera… y como mucho consuélate  mirando como un hamster metido en una jaula de plástico da vueltas y más vueltas dentro de una ruedecita, también rosa o negra o ramillete, pero ruedecita y de plástico, ras, ras, ras… hasta que la muerte los separe.

Cencerradas

76-CENCERRADALeo que “La protesta ya ha llegado hasta la puerta de los políticos. Los activistas contra los desahucios dan un polémico paso al movilizarse frente a viviendas” La periodista se pregunta ¿Es legítima esta estrategia?. Probablemente la epridotsa gana por encima del salario mínimo, no está desahuciada, tiene Seguridad Social… Solo así se entiende la pregunta, de lo contrario es supérfluo el preguntárselo, salvo que seas de los suyos. A estas alturas prefiero no escribir que cualquier estrategia es legítima porque para “métodos mafiosos”, los suyos, desde hace mucho además. ¿Qué esperan, que andemos con maneras versallescas? Esta es una pelea amañada, por completo amañada, en la que impera la ley del más fuerte: la de ellos, la que a ellos les blinda. ¿Por qué respetar a quien no te respeta? ¿Por qué tragar y tragar?  Ya se encargarán de mandarte a los antidisturbios para que te apaleen.

Liquidación por derribo

_visd_0000JPG09WBRPublicado en una editorial “de pueblo”, Alberdania, de Irun, en el año 2004. Lo presentamos en Barcelona, en La Casa del Libro, y no fue nadie. El editor, Jorge Jiménez, que jamás me defendió en ningún mal trance, se tiraba de los pelos. El presentador, Pere Gimferrer (Excmo. Sr.), dijo que aquello parecía una acción de Joan Brossa.
Y es que no es lo mismo publicar en una editorial “de pueblo”, sin el concurso de una agente literaria, que hacerlo en editorial Planeta y protegido por una agente y por el aparato mediático que acompaña a sus lanzamientos editoriales. No es fácil atropellar a un autor que publica en estas condiciones. En cambio, resulta muy  fácil despreciar a quien ni participa ni se beneficia de ese mismo estado de cosas.
Así las cosas, diré que antes de publicar un libro suelo asegurarme de que no haya otro  con el mismo título, publicado en la misma época y que pertenezca al  ámbito literario. Es fácil, basta consultar el ISBN.
Hace poco más de un año me pasó con La Sima, la novela que se tituló Zarabanda, cuando ya teníamos compuesta la cubierta.
Se me dirá que si los contenidos son distintos y blablablá… sí, pero esas cosas no se hacen, están feo.

Dieta navarra

Dividían las reuniones en las que nada hacían en sesiones de media hora para cobrar dietas que acabaron siendo millonarias; negaron hacerlo cuando lo hacían; lo hicieron antes de que lo convirtieran en algo legal (pero indecoroso); un político aspirante afirma que eso era normal porque “hay que situarlo en el momento en que se dieron”… y las actas muestran que Sanz y Barcina cobraban de Caja Navarra solo por escuchar; las sesiones de la comisión se limitaban a una exposición de la marcha de la entidad; en algunas reuniones simplemente se daba cuenta de que no había ninguna novedad; los asuntos más controvertidos, como la salida a Bolsa o el salario de Goñi, tampoco generaron debate alguno… más de 3.000 euros al bolsillo y eres de la ETA si lo denuncias… Ah, se me olvidaba, y lo que es peor: de no haberse denunciado, de no haber habido una movilización popular todo seguiría igual y segurían cantando, bailando, cantando, bailando como derviches en su cueva de Ali Baba: “las obras quedan las gentes se van, otros que vienen las continuaran… la vida sigue igual” (exitazo)

Sigue la juerga de las dietas de Can. Diario de Noticias de Navarra www.noticiasdenavarra.com

No hay que engañar a la opinión pública: no hay persecución política, sino la exigencia democrática de explicaciones sobre un modelo de sobreingresos escandaloso en plena aplicación de recortes y llamadas a la sociedad a apretarse el cinturón mientras los gobernantes se enriquecen de manera trapacera, opaca y mienten sobre sus ingresos.