Dieta navarra

Dividían las reuniones en las que nada hacían en sesiones de media hora para cobrar dietas que acabaron siendo millonarias; negaron hacerlo cuando lo hacían; lo hicieron antes de que lo convirtieran en algo legal (pero indecoroso); un político aspirante afirma que eso era normal porque “hay que situarlo en el momento en que se dieron”… y las actas muestran que Sanz y Barcina cobraban de Caja Navarra solo por escuchar; las sesiones de la comisión se limitaban a una exposición de la marcha de la entidad; en algunas reuniones simplemente se daba cuenta de que no había ninguna novedad; los asuntos más controvertidos, como la salida a Bolsa o el salario de Goñi, tampoco generaron debate alguno… más de 3.000 euros al bolsillo y eres de la ETA si lo denuncias… Ah, se me olvidaba, y lo que es peor: de no haberse denunciado, de no haber habido una movilización popular todo seguiría igual y segurían cantando, bailando, cantando, bailando como derviches en su cueva de Ali Baba: “las obras quedan las gentes se van, otros que vienen las continuaran… la vida sigue igual” (exitazo)

Sigue la juerga de las dietas de Can. Diario de Noticias de Navarra www.noticiasdenavarra.com

No hay que engañar a la opinión pública: no hay persecución política, sino la exigencia democrática de explicaciones sobre un modelo de sobreingresos escandaloso en plena aplicación de recortes y llamadas a la sociedad a apretarse el cinturón mientras los gobernantes se enriquecen de manera trapacera, opaca y mienten sobre sus ingresos.

 

Anuncios