Barcina: maneras de gigantilla.

alpargatabarcinaNo añado mucho a lo ya dicho estos días, pero es que la historia de esta gente, su presencia en la vida pública, subleva… como subleva leer, ayer, en la crónica de un analista político de El País, que la política navarra, su presente social y cultural, se decide desde Madrid, con corruptos y tramposos, y sin ellos. Y además dicho con una evidente satisfacción, como una fatalidad que hasta resulta risible porque no se trata de la vida de los navarros, sino de poner freno al nacionalismo vasco… que hacen mangas y capirotes de las leyes, la decencia, el respeto al ciudadano, poco importa, que hagan, mientras nos sirvan para mantener a raya a los nacionalistas vascos.
Maneras de gigantilla en Vivir de buena gana.

Anuncios