Burlas policiales

Leo en Público: “Los policías se mofan de que su director les pida no delinquir. Ignacio Cosidó elabora un código ético de Perogrullo en el que se pide a los agentes que sean sensibles, elegantes e independientes de los partidos políticos. Contempla además que se nieguen a obedecer órdenes “ilegales”.
Los policías no sé, pero los que nos tronchamos de la risa, pero en casa, a buen recaudo todavía, somos nosotros. Pueden hacer y hacen lo que les da la gana y lo saben, y los jueces que mal atienden las reclamaciones de los ciudadanos abusados, también.

Anuncios