Paisaje antes de la batalla

december_08Oportunistas como Zarzalejos que no es quieran salvar a la monarquía, sino salvarse a sí mismos y no perder comba, ser alguien al precio que sea, porque su discurso está agotado, saben que tienen fecha de caducidad. Tibios monárquicos  hasta ayer mismo que ven que un cambio de régimen puede beneficar su situación y que la República puede traer momios. Beneficiados perpetuos del régimen, socialista, aznarista, que se erigen en predicadores oficiales después de los malos tiempos después de haberse carcajeado de los apocalípticos y los catastrofistas, mientras disfrutaban de cargos oficiales y de un sistema mediático que beneficia siempre a los idoneos y silencia a los aguafiestas, y lo saben, son plenamente conscientes de cómo hacen funcionar su maquineta. Gente de orden porque a su sombra han engordado durante años y temen perder el momio si las cosas cambian. Escritores de cámara y perros de prensa a sueldo del mejor postor, siempre el mismo, el más fuerte, y que cambian no de rumbo, sino de chaqueta según quién pague, según qué beneficio se le pueda sacar a su aplauso… esta es parte de la tropa que pulula por el paisaje, antes de la batalla, mientras tú juzgas prudente escurrirte por el fondo del cuadro, como un mendigo de Brueghel, para no ser de la cuadrilla y aun así no callas porque tal vez lo tuyo sea lo de las uvas verdes o la falta de destreza o de oportunidades.

Anuncios