“Escudriñes por donde lo hagas…”

Bandera española Muthiko Alaiak 19 7 36

 

“Yo mismo me sorprendí al encontrar entre las fotografías de aquellos días de Julio el rostro de mi padre, un niño feliz, que saca la cabeza junto a otros niños y niñas, mayores que él, que enarbolan la bandera rojigualda por la plaza del Castillo o que anda por la calle brazo en alto, como los demás. No todos aquellos niños se acordaron de las asiduas escenas de desfiles de gente «ensuciada» tras haber sido obligada a tragar aceite de ricino o rapada al cero, como la Lina, la madre de Basurde, que suministraba velas de cera para el altar de la Virgen del Pilar, de la parroquia de San Nicolás, frente al que se rezaba hasta muy tarde por los muertos de la guerra, los de los vencedores. Escudriñes por donde lo hagas, acabas encontrando algo que puede no gustarte, pero con lo que tienes que pactar: no puede determinar tu vida, no puedes recoger el testigo de quienes se alzaron hace 75 años, como hacía Pepe Luis Vidarte y seguir en la misma trocha, y participar en Montejurra del 76, como él hizo, como si fuera una gracia más, junto a los de Sixto de Borbón, en defensa, dijo de manera burlesca, de la Tradición. Nadie tiene que pagar ni responder por lo que hicieron sus padres o abuelos, ni está obligada a seguir sus pasos, cincuenta, sesenta, setenta años después, con otros disfraces, pero sus pasos. Nadie. Vidarte, uno entre tantos.” [El Escarmiento, p. 93]

Anuncios