La Barcina y sus agresiones

efe_20130620_120807_pa1356_14777_1La Barcina se defiende diciendo que es “un ataque a Navarra el que la juez María Paz Benito haya encontrado indicios de cohecho en el hecho, reiterado, de que la Permanente, de la que la presidenta formaba parte, cobrara dietas “sin justificación” porque era un órgano carente de “soporte estatutario” y, por decirlo pronto, de  otro cometido o actividad que no fuera el cobrar sobresueldos, el enriquecerse a través de esa Caja de Ahorros. Ahora la jueza remite los autos al Supremo dado que la Barcina es aforada por su condición de Presidenta de Navarra, esa Navarra siempre amenazada en sus discursos, cuando no es por los vascos, es por quienes quieren rebanar los Fueros, pero sobre todo los vascos: si te pillan la mano en el cajón no es porque la metas, sino porque te descubren los vascos. El acusador se convierte en acusado y los secuaces del mangante acuden al linchamiento, y votan y vuelven a votar. Y el fiscal se opone descubriendo su juego progubernamental en sintonía con otros fiscales más servidores del gobierno que del Estado.
La Barcina alega también indefensión y “batalla desigual”, cuando es su partido quien va a pagar la millonaria minuta de  honorarios de abogados y los gastos… Ella está en el poder, quienes le acusan no. Desfachatez la suya al invertir los términos.
¿Indefensión? La de los miles de ciudadanos que se quedan sin casa y sin trabajo, que son abusados por la administración, por la policía, por los servicios sanitarios, amenazados en sus patrimonios mediocres, en sus ahorros, en sus pensiones… La arrogancia de esta casta no tiene límites.

pdf Auto de remisión al Tribunal Supremo
pdf Exposición razonada de la juez

Anuncios