En manos de maleantes (Marca España)

De manera plenamente dolosa evitan ser identificados para poder agredir de manera impune, lo que más a uniformados al servicio del Estado les acerca a los matones al servicio de quien mejor pague. Cuentan con cobertura judicial y política. Son los amos. La fuerza de la mayoría absoluta y la precaria oposición y su descrédito social. Será muy difícil desmontar este estado insidiosamente policiaco.

Anuncios