Un toro independentista

mail.google.comcarmenalba_17137_1

111798-350x200Al margen de la vieja y bárbara copla festiva que la imagen de esa poncia de pocas luces, y probada mala intención, escapando de un toro,  y de la falta de piedad que por lo menos a mí me suscita (si quiero ser sincero), la investigación que se propone el gobierno de Navarra en torno a ese incidente de bobería y fachenda institucional, es más que probable que concluya con que el toro estaba tan vendido al nacionalismo vasco y a la ETA como lo está la jueza que se ocupa del saqueo perpetrado por la Barcina y su casta.

Anuncios