No nos vamos a disculpar… se disculpan.

No hemos cobrado… han cobrado, porque estaban en el negocio, porque para ellos la gobernanza del país es un negocio colosal.
Extraño país ese cuyos gobernantes carecen de la menor credibilidad, que mienten y amagan y envidan como tahúres de baja estofa, y en el que la única certeza de lo que sucede está en manos de un maleante… entre malhechores anda el juego.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/07/16/actualidad/1373948466_710909.html

Anuncios