18 de julio de 1936… a quemarropa.

medel nota prensaMentira, lo asesinaron por la espalda. Dos disparos. Los que estaban en su guerrera, la que hicieron desaparecer. Fueron los pistoletazos de salida. después de aquel asesinato hubo vía libre. Unas pocas horas antes, el general Mola cuando no pudo sumarlo a la rebelión, dijo: “¡Hay que acabar con este hijo de puta!”. De inmediato echaron a rodar la infamia de sus mentiras. Rodríguez-Medel no disparó a nadie. Y desde entonces rueda la patraña y cada cual escoge la versión que mejor le conviene. La del Diario de Navarra, y enseguida la de Pérez Madrigal, el Jabalí, o la de la historia investigada de manera rigurosa, por ejemplo por Gonzalo Jar Couselo, cuyo trabajo está en la red y es fácilmente accesible.

Anuncios

Un pensamiento en “18 de julio de 1936… a quemarropa.

  1. Pues siguen diciendo que mató antes a uno de los guardias e hirió a alguno mas. Otra excusa inventada mas, como lo de los suicidios

Los comentarios están cerrados.