Un millón de muertos

Tengo mis dudas de si merece la pena replicar al Hernando, diputado del PP y medio portavoz de ese partido en el Congreso, que esta semana agitó la charca de la política dictada por la mayoría absoluta parlamentaria diciendo que la República fue la responsable de que en el país hubiera “un millón de muertos”. Rasgado general de vestiduras con un asunto más menor que otra cosa, que requiere respuestas frontales y constantes, más que replicas de ocasión. Las suyas son palabras coherentes con una forma muy concreta de concebir y practicar una política de vencedores y de vencidos al servicio de una casta económica.
Detrás de esa frase idiota no está solo la mentira de la historia oficial del franquismo, sino una férrea voluntad de la cabaña pepera de fundar un presente autoritario, de casta y clase, con el cieno del pasado. Desprestigiar a la República ha sido de buen tono, y lo sigue siendo, en quienes hablan de una “tercera España”, pero con Borbones, con monarquía, parlamentaria y blablablá; una monarquía heredera de los vencedores de la guerra civil, que en sus horas bajas se beneficia de un más que evidente pacto de silencio al que ha accedido la prensa que debería estar por un verdadero cambio de régimen y una reforma de la Constitución y hasta de la configuración del país. (Sigue, artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, 1.9.2013)

Anuncios