Olímpicas carcajadas

Ana-Botella-en-la-rueda-de-pre_54380110666_54374916805_576_694

Es posible que haya leído mal. Todo cabe. Pero si lo he hecho de manera correcta, el disfraz de comedia de Paco Martínez Soria se lo puso a la Botella un bandido moderno, Terrence Burns, que fue quien escribió el guión, no Lázaro Carreter. Un tipo de aspecto y gesto repulsivo, experto en el arte de la trampa mediática, que cobró dos millones de dólares por aparejarle al Gobierno del Partido Popular una carrera olímpica condenada al fracaso más estrepitoso desde el comienzo.

Si hubiese sido algo natural, propio de las cortas luces de la Botella, lo anterior hubiese pasado como una fatalidad inevitable, pero que esa patochada haya sido urdida a la americana, con estrategias de manipulación de la opinión pública y que obedezca a un guión, a mi modo de ver empeora las cosas. Porque eso significa que esta carrera olímpica en pos de la nada, le ha costado al país, un país en ruinas, un montón de millones de dólares, algo que solo han sido capaces de ver los periodistas extranjeros, como ha quedado claro en las preguntas que le han formulado a la que no sabe por dónde le da el aire, la Botella, y que esta no supo contestar porque dio la impresión de que, de verdad, no sabía de qué le hablaban: la mejor imagen del estado de la cuestión de los dos países. (Sigue)
Artículo publicado en los diarios del Grupo Noticias, 15.9.13)

Anuncios

Un pensamiento en “Olímpicas carcajadas

  1. Pingback: Relaxing | EL BLOG DE JON ECHEVERRIA

Los comentarios están cerrados.