Mariló Montero o la estúpida crueldad.

torneo-toro-de-vega-1024x728Nos falta ejercicio de la razón y nos sobran “torneos ancestrales”, ancestralidades en general. Por eso la Mariló Montero ha defendido esa “fiesta maravillosa” de acoso, derribo y muerte cruel que es el Toro de la Vega,  al que la medática dice que “nadie ha agredido”, como bien se aprecia en los miles de documentos gráficos que se han publicado. Estupidez, falta de instrucción elemental, desfachatez, crueldad congenita… de todo un poco es lo que asoma en las palabras de la muy echada p’alante Montero, a quien mantienen en ese puesto no por sus cualidades intelectuales, sino por carecer paladinamente de ellas.

Anuncios