Y sigo con Weiss…

51-Michelangelo Pistoletto (1933)Y sigo con Weiss y el arte, en «El gran sueño del cartero Cheval»: «De modo artificial y estetizante, no se presentan en los salones más que ecos del mundo de la descomposición, de la podredumbre, el mundo de los montones de basura y de los cementerios de automóviles. Se quiere alcanzar lo fortuito, lo desordenado, lo inconsciente, y luego se pone eso en un marco o se instala en un zócalo, y se lo abandona a la organización de un mecanismo comercial». No es cosa del pasado, con mucho galimatías de por medio, es de ahora mismo: representar, alejarse, poner arte de por medio, no contaminarse con nada.

Anuncios