Cementerio de las Botellas… ¿cosa del pasado?

P1150356

P1150357

Esta mañana he subido con Josep Malivern, poeta y amigo entrañable, al fuerte de San Cristóbal. Malivern, que vive junto al mar Mediterráneo,  no lo conocía. Antes de dar la vuelta al fuerte, hemos bajado al cementerio de las botellas y lo primero que he visto ha sido el monolito que recuerda lo que eso fue y es, derrumbado. ¿La guerra y el franquismo cosa del pasado? Mentira. Si lo fuera nadie se molestaría en ir a un cementerio en pleno monte y derribar la piedra en la que de manera muy sencilla se recuerda lo que eso es: un cementerio en el que todavía hay enterrados presos que fallecieron cuando el fuerte fue sanatorio antituberculoso. Hace unos meses vi que alguien había esparcido cenizas junto al monolito. No sé bien en qué puede ofender un monolito como ese de recuerdo ni qué rabia, qué mentalidad de vencedores y vencidos puede abrigar quien lo hizo, quien lo hace por costumbre, porque esa no es ni mucho menos la única agresión que sufren los monumentos y placas que recuerdan, en el fuerte y sus alrededores, que aquello no solo fue una fortaleza militar por completo inútil, sino una prisión espantosa, de la que muchos salieron para ser asesinados en las cunetas y a la que otros jamás llegaron por lo mismo.
P1150358

Anuncios

Un pensamiento en “Cementerio de las Botellas… ¿cosa del pasado?

  1. Sus actos revelan su naturaleza, su desmemoria programada, su aprendizaje lento y seguro de odio a la república y a todo lo que ella significaba, su explicación sencilla de que tuvieron que hacerlo para salvar España. nada ha cambiado, siguen pensando así, aunque disimulen

Los comentarios están cerrados.