Migajas del diario volátil (1)

martin1Ya era hora de que al menos se removiera la ciénaga. Nadie le obligaba a Martín Villa a levantar ese brazo, y aun que así fuera: lo hizo porque le gustaba, porque para él hacerlo era expresión de una idea: fascismo, de alma y malas formas. Sin contar con que en la boca tienen el lapo de algún himno que es mejor no oír. http://www.publico.es/486977/la-justicia-argentina-pide-un-listado-de-victimas-imputable-a-martin-villa vía @publico_es 

* * *

¿El ministro Fernández?…Un bellaco, sin paliativos, eso dice el amigo Basurde… ¿La imagen de España? Pero si son ellos los que la han cubierto de mierda. vía

* * *

La falta de ética (alarde retórico del fiscal Horrach) no es un delito. Lleva razón, como quien tiene repóker de ases en una timba de tramposos: es una costumbre, una seña de identidad nacional… o un virus castizo, imposible de erradicar, eso a gustos.

* * *

1386271603565policiaEl país donde los delincuentes imponen multas por capricho. Apoyo incondicional a Emilio Silva, maltratado, amenazado en la calle y multado por ejercer sus derechos civiles, junto a Audiencia Nacional, en unas condiciones vergonzosas. Lo mismo que los demás activistas de la Memoria Histórica también sancionados de manera arbitraria. Son maleantes de uniforme a los que ninguna ley ampara sus abusos, tan solo la connivencia judicial y política, la indiferencia social, el miedo: ponen en práctica una ley abusiva que no ha sido aprobada. vía

* * *

Ante hechos como los reseñados -un buen ejemplo de lo que ha pasado hoy, aunque no de todo- la tentación de dejarlo correr y de callar después de hacer oídos sorodos como si no fuera contigo, se esfuma:Nunca te entregues ni te apartes/ junto al camino, nunca digas/ no puedo más y aquí me quedoPalabras para Julia, de Juan Agustín Goytisolo, un poema hermoso, hondo, vibrante que para los lectores coge más y más entidad con el tiempo.

Anuncios