Gerardo Rueda, las garduñas y otros animales (Diario volátil, 7)

gerardoruedainmemoriamaAznar intentó que Blesa pagara 54 millones por obras del artista Rueda…
No hay día que no intenten sorprendernos, solo que estamos ahítos, empapuzados  como ocas landesas, no nos entra más potaje de engorde, no digerimos, no podemos, no hay sociedad protectora de animales que se ocupe de nosotros. ¿Para qué queremos defensorías del pueblo si con una buena SPA nos bastaría? Ni eso, ni modo, a pagar las tasas, a pagar a secas.
Aznar ya a la sombra, pero con el poder efectivo, el de la banca y dando  continuidad a los años de gloria, a los de los juegos de manos de las garduñas que habían descubierto, pluma en ristre, que el dinero no olía, que la vida era muy corta y que había que disfrutarla a la sombra de la higuera. Sería bonito conocer el nombre del asesor artístico de José María Aznar, dado que, al margen de sus chanchullos políticos, es un indocumentado de marca.
 2012050755adelson2_int¡Qué mundo! No hay quien lo entienda. Ahora que tienen una ley de matonería a su servicio, los gángsteres se van. Un repaso a las alegrías peperas que duermen en las hemerotecas sonrojaría a cualquiera menos a ellos.
BbYihCdIcAA84WA.jpg_largeOjo al punto 6: la ciudanía anda escarmentada de los agentes provocadores, aquellos que rompían lunas de bancos para obligar a actuar a los antidistrubios y luego se esfumaban y jamás eran hallados.
Anuncios

7 pensamientos en “Gerardo Rueda, las garduñas y otros animales (Diario volátil, 7)

  1. La plaza del Castillo provocaba un sentimiento ambivalente a útima hora de la tarde. Una dignidad de gentes silenciosas, alrededor del quiosco, deambulando en círculos comunes, puros ecos de ciudadanía, por una parte. Por la otra parte, la terca oscuridad de una democracia y su constitución en el ocaso de un sistema y de una ciudad, que volvía a recordar que más que ciudad es ciudadela. Y solo un temor salía de las oquedades y de las huellas en la fachada de Diputación: que esto empieza a tener pinta de no tener remedio, de involución a las claras, de aperreamiento y lebreles que, tarde o temprano, se lanzarán a la cacería.

  2. Involución… otra palabra que ha tardado en salir a escena, tal vez porque no queríamos creerlo. Miedo a nombrar con crudeza una realidad hostil en extremo y de ese modo aceptarla, y no saber cómo resistir de manera eficaz.

  3. Al ver el punto 5 “NO HAGAS GRUPOS. Pasea en pareja o en trío, pero no más”, pensé que tal vez pudiera repetirse la escena. Por el comentarió de I. Aiestaran: “Una dignidad de gentes silenciosas, alrededor del quiosco, deambulando en círculos comunes…” deduzco que efectivamente la escena se reprodujo.

    Por cierto ¿Alguién sabe fechar el video? (tal vez alguien tenga contacto con Javier Eder)

  4. En algún momento he pensado que podía tratarse del Aberri Eguna de 1967, en el que se sacaron fotografías desde ese mismo lugar u otro muy cercano; pero no estoy seguro. Conservo algunas de esas fotografías, pero no sé… la gente es la misma. Veré lo que dice Eder.

Los comentarios están cerrados.