Blesa, sus presas y su bodega

13864579747718Saqueos, enriquecimiento indecoroso, gastos suntuosos ídem –botellas de a 600 euros de uso exclusivo… y eso es de lo poco que nos enteramos–, safaris, viajes fastuosos, automóviles deportivos, dandismo ful de nuevo rico, exhibición y alarde de poderío social… todo eso  frente al empobrecimiento de quienes suscribieron el timo de las preferentes, ese del que se habla cuanto menos mejor.
Y ahora el bellaco de Blesa sale con esta: “Han cercenado mi vida profesional”. Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, sostiene que la animadversión del juez Elpidio Silva le ha obligado a abandonar consejos de administración… está visto que a desvergüenza y a mala fe y a un sentido delirante de la impunidad de casta no les gana nadie… y Blesa no está solo en esa palestra de acusados convertidos en víctimas, convencidos de que sus lamentos van a ocultar algo innegable: se han forrado haciendo lo que les vino en gana, en las penumbras legales, al amparo del amiguismo de la política del aznarato, comprando voluntades que les salían baratas. Es toda una clase social la que está escribiendo una historia nacional de la infamia que corre el peligro de no ser leída: eran y son todavía los amos, están en el gobierno o a su sombra, y a la vez son los modelos sociales a seguir, su “estilo” está muy extendido, suben y bajan en la implacable rueda de la fortuna, pero tienen la masita de lo arramblado a buen recaudo. Si les pillan, mala suerte, si no, dignidad a raudales. No eran banqueros, solo mafiosos consentidos en cuyas manos ha estado y sigue estando la vida económica y política de un país.
Las biografías de estos maleantes exquisitos dan vahídos. Y no hay paso que no hubiesen dado a la vista o en compañía de los mismos que hoy juegan al pim-pam-pum con ellos, sus antiguos compañeros de timba, sus cofrades, sus secuaces, que tiran de la manta porque les conviene, porque quieren ganar algo en la partida amañada. Cambian los vientos y los navajeros que están de mano hacen sangre donde mejor saben; pero estuvieron en el mismo barco.

Dentro de unos años los nombres de estos rufianes de la política habrán desaparecido, desvanecidos, olvidados, mera calderilla o rebabas de una época indigente. No te preguntes mucho que quedará de ellos y de su mundo…. Una estela de mugre. Quizás hayan entrado en prisión, pero habrán salido, se guardarán sus secretos de estado, absueltos los unos por los otros, (les) escribirán sus memorias, siempre tramposas, disfrutarán de retiros dorados y sus herederos se habrán sentado, con tu permiso si te descuidas, en la misma silla y a la misma timba… Tal vez para entonces haya cambiado la moda del cuello de sus camisas.

Anuncios

Un pensamiento en “Blesa, sus presas y su bodega

  1. Con suerte lucirán soga , o mejor , el muñón del cuello cercenado. Hay que ser mala gente para matar tanto , y no sólo osos o corzos , ¿ Cuánta gente ha visto truncada su vida por este malnacido ? Y la sonrisa , babeando el barbour . Y se nos va la fuerza por la boca.

Los comentarios están cerrados.

Blesa, sus presas y su bodega

13864579747718Saqueos, enriquecimiento indecoroso, gastos suntuosos ídem (botellas de a 600 euros de uso exclusivo), frente al empobrecimiento de quienes suscribieron el timo de las preferentes del que se habla cuanto menos mejor, y ahora el bellaco de Blesa sale con esta: “Han cercenado mi vida profesional”. Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, sostiene que la animadversión del juez Elpidio Silva le ha obligado a abandonar consejos de administración… está visto que a desvergüenza y a mala fe y a un sentido delirante de la impunidad de casta no les gana nadie… y Blesa no está solo, es toda una clase social la que está escribiendo una historia nacional de la infamia que corre el peligro de no ser leída: eran y son todavía los amos y a la vez los modelos sociales, suben y bajan en la rueda de la fortuna, pero tienen la masita de lo arramblado a buen recaudo.
Las biografías de estos maleantes exquisitos dan vahídos. Y no hay paso que no hubiesen dado a la vista o en compañía de los mismos que hoy juegan al pim-pam-pum con ellos, sus antiguos compañeros de timba, sus cofrades, sus secuaces. Cambian los vientos y los navajeros que están de mano hacen sangre donde mejor saben. La rueda de la fortuna es implacable.

2 pensamientos en “Blesa, sus presas y su bodega

  1. El listado de favores y favorecidos por Blesa, con nuestro dinero, cubre por completo el arco parlamentario… ¡todo el Régimen bipartidista y bisindicalista! …lástima que se le olvidó el juez Silva… ¿0 no?

  2. Es un estado de cosas, un mundo más que una sociedad, regida por otras leyes, otras convenciones, otros usos… en el que nos ha tocado el papelón de paganos de la farra. Y lo que digo… al que cae en desgracia puñada trapera. Se salvan ahogándose unos a otros.

Los comentarios están cerrados.