“¡A por la Tercera…!”

 constitucion 31Hace unos años, no demasiados, el de hoy era día de cripto celebración republicana. Hace unos años, pocos, las banderas republicanas en calles y balcones eran raras. Hoy forman mareas y este es poco menos día de fiesta nacional republicana, de la nostalgia y el recuerdo si se quiere, pero también de la voluntad de llegar cuanto antes a un proceso constituyente. Y va a más. La monarquía y los partidos oficialistas invitan a ese cambio de régimen y a que la calle sea cada vez más republicana. La idea de una Tercera República se ha ido abriendo paso entre la ciudadanía harta de patrañas, como esa de que la monarquía representa la unidad de todos los españoles. Mentira. Esa es una de tantas ruedas de molino con las que nos hemos ido atragantando y que cuesta escupir. Hoy día, la monarquía enseña los fondillos. Se ve de lejos que no es trigo limpio. Y de representar algo, representa una casta corrupta hasta las cachas y que hace lo que le viene en gana con total impunidad.
Cunden las banderas republicanas en las calles… y empiezan a aparecer los republicanos que hasta ayer eran monárquicos, como fueron franquistas. Lo suyo es perpetuar el sistema actual no provocar un cambio político, económico y social. La República es lo que tiene: en ella tienen cabida todos los ciudadanos. Ese ejemplar de Constitución republicana de 1931, cuya imagen reproduzco, perteneció a un diputado a Cortes de la CEDA que no vio con disgusto el golpe militar de 1936.

 

Anuncios