Grosz y la Guerra Civil Española

AD04954Un Grosz que desconocía, realizado al tiempo de la contienda y de la marcha a España de dos alumnos suyos que se enrolaron en las Brigadas Internacionales y perdieron la vida aquí. Es un instante detenido, pero tiene el sabor del documento gráfico.

Anuncios

El país de la mala fe

VanDeVelde1732010T152920El juez que instruye el «caso Esperanza Aguirre» dice que «es cotidiano» juzgar como falta fugarse de la Policía. Tanta mala fe subleva, no indigna, subleva y te pone por fuerza en contra de una administración de justicia capaz de tanta desfachatez y voluntad de tratar de manera benevolente, rayana en la impunidad, la actuación delictiva de un político del partido en el poder. Esto solo pasa en dictaduras y esta va camino de serlo abiertamente.
No, señor juez, lo que aquí es «cotidiano» es que hay muchos ciudadanos intentando defenderse de no estar en el lugar donde la policía decía que estaban y haber padecido multas por ello. Eso sí es cotidiano, como lo son los palos, las multas, las condenas por delitos de desobediencia, resistencia y atentado a la autoridad. El ciudadano se cuida muy mucho de escaparse de la policía por temor a llevarse un tiro.
Por su parte, la delegada del gobierno en Navarra, que a lo largo de su carrera política ha dado pruebas de que no está en el cargo que ocupa por su capacidad intelectual, acaba de dar una muestra patente de su ignorancia y mala fe con motivo de la inauguración de la exposición del regimiento América 66, al decir que los uniformados «están para proteger a todos los españoles», porque si bien esa es su función constitucional, también han tenido ocasión, en periodo constitucional, de demostrar que cuando les viene en gana defienden más a unos que a otros, y sobre todo a unos contra otros, como probaron cumplidamente el 23 de febrero de 1981.
Y sí burlescamente engañoso es lo anterior, las palabras de la delegada del gobierno en Navarra son insultantes, no ya a las familias de las víctimas de la represión en Navarra y fuera de ella, gracias al valor militar hoy exaltado, sino a la ciudadanía: al regimiento «cuando estalló la guerra, le tocó en la zona nacional». Tanta mala fe es difícil a estas alturas.
Si «estalló la guerra», así, sin más, como una tormenta de verano, y si hubo «zona nacional» en la que «le tocó», fue precisamente gracias a la intensa labor que jefes y oficiales de ese Regimiento, de marcada ideología falangista y antirrepublicana sobre todo, para dar un golpe militar que derribara la República del Frente Popular e instaurar una dictadura militar. No es en absoluto lo mismo, y eso la Delegada del Gobierno, pese a sus cortas luces, debería saberlo o lo que es peor, lo sabe y lo aplaude.
El presentar a ese regimiento como «republicano» es otra patraña inducida por la voluntad de engaño a la ciudadanía desde la preeminencia de su cargo: no lo fue nunca, no sirvió a la República, sino a la oligarquía y a la reacción… y de manera cruenta.
Más de 25.000 firmas de oposición a esa muestra de hagiografía miliar son muchas firmas, mucha oposición. Ni caso. Una muestra también de que no toda la ciudadanía ni mucho menos valora el culto al militarismo en la vida civil.
Episodio lamentable. Si como dice con malicia el alcalde Maya, las labores del regimiento son constitucionales, no deberían haber peregrinado en masa al castillo de Javier en un acto de marcada religiosidad exhibicionista. Eso, en un país no confesional, no se hace y si se hace, se demuestra con ello que, además de un abuso, el país no tiene un sistema de gobierno no confesional. Está claro con quien está esa tropa y con quién no.
Solo desde el desprecio y la falta de respeto al ciudadano se puede decir, como ha dicho la vicepresidente de gobierno, que «Se ve en las calles, hay mucha más alegría que hace meses». Y lo dice después de enmascarar las cifras del paro, de larga y corta duración, de obviar las de suicidios y las alarmantes y silenciadas de los desahucios que no han ido a menos, sino a mucho más, de omitir los casos de desatención médica que se multiplican, la desigualdad económica que enfrenta al país y lo ensombrece en esas calles que ella no frecuenta… ¿A quién quería engañar? Alegre país este de la mala fe hecha seña de identidad nacional: castañuelas, mantillas, incienso, charangas militares, pasodobles, toros y toreros que se cagan en los muertos de aquellos que no aplauden la escabechina, aristócratas, clérigos que vencen manos políticas desde las sacristías, banqueros que roban con impunidad… alegría, alegría, ban-de-rita tú eres roja, ban-de-rita tú eres gualda, las corsarias, explosivas supervedetes, Manolita Chen, feria… la patria.

Un poema (otro y sin título) de Josep Malivern

museo
 Enzarzado en una paz espesa
 de fragor detenido.
 Los caídos aún por enterrar , los héroes por condecorar,
las vírgenes por desventrar , el espíritu por forjar.
 Ni un ocaso llorado todavía,
 ni un amanecer anhelado,
 y sin embargo
 batallando quieto y firme en la posición asignada,
  la cabeza en manos de un titiritero furioso.
 La guerra es esto y hace tiempo que estalló,
 como una placenta enferma sobre el desagüe negro.
 Hizo aguas el miedo
 sietemesinos a luchar ,
 cretinos a morir.
 Y esta luz que ya no es más que el recuerdo
 de cuando hubo luz,
 la vívida pesadilla del niño febril.
 La mente en blanco y el cansancio de esparto,
 lo mismo soga que alpargata,
 sólo promete sed y una mente blanca
 como un infierno abandonado.
 Zafarrancho. La guardia alta.
 Para seguir arrastrando los pies
 por la senda de la paz espesa.

El muladar de los cínicos

La_Tour_1635 el as de diamantes LOUVRELeyendo la prensa días pasados me dije que este es un país en descomposición casi más que a la deriva, un pudridero de libertades, derechos e ilusiones, un muladar de la mala política y un chirrión para mafiosos que de la trampa han hecho virtud de gobierno.

Asociaciones judiciales se han dirigido a Interior a propósito de la maligna sandez del ministro Fernández sobre los tuits que comentaban de manera excesiva, grosera y cruel la muerte violenta de la política del PP en León: «Solo un estado autoritario equipara mala educación y delito». Cierto. Por no hablar de que nadie puede obligarnos a lamentar la muerte de nuestros enemigos. Es un asunto de conciencia, no de ordeno y mando. Además, hay Código Penal de sobra… a instancia de parte.

Era fácil prever lo que iba a pasar. Apalear, multar, reprimir, mucha grandilocuencia, hipócritas rasgados de vestiduras y aparatosas operaciones policiales en lugar de admitir que esos excesos verbales de los que ahora se trata, los ha provocado y los provoca un estado general de hartadumbre nacional; y que una parte de la ciudadanía está harta y desesperada, cansada de aguantar un sistema político basado en la afrenta cotidiana.

Sin contar con que el ministerio del Interior se cuida muy mucho de perseguir los tuits amenazantes e injuriosos que tienen por objeto a sus adversarios políticos. Dos varas de medir y una inseguridad jurídica de fondo que resulta alarmante.

¿Descrédito de la clase política? Son cínicos y malvados. El poder en España está en manos de un partido corrupto hasta las cachas, abusivo en sus maneras públicas y apoyado por una casta social que de esa corrupción generalizada ha hecho su fortuna. Y encima piden paz social. Es de no creer.

El siguiente paso es limitar, recortar la libertad de expresión, información y prensa. Impedir las obtención y publicación de las fotografías de los flagrantes abusos policiales que ahora quieren encubrir con amparo de la mayoría parlamentaria en una absurda proposición no de ley que resultaría bochornosa en cualquier otro país de la Comunidad Europea que no sea este muladar donde se pide a san Isidro ayuda contra el paro mientras se provoca este con las patas de atrás. Impedir que se puedan escribir líneas como las que ahora mismo estamos escribiendo, en prensa de papel y en las redes sociales. Si Rajoy dice que España disfruta de libertad de prensa es para echarse a temblar porque es falso, porque sabe que la mayoría de la prensa en papel está financieramente secuestrada y depende del gobierno, y sirve con descaro a los intereses de este y del sistema. A Rajoy le traiciona el inconsciente que es.

Reprimen lo que ellos mismos se permiten e imponen modelos policiacos propios de un régimen autoritario sin recato. Lo sucedido días pasados en el tren de Ordizia, con matones de seguridad que querían obligar a unos ciudadanos vascos a hablar «en español» y ocho ertzainas que no les pararon los pies, es un buen botón de muestra de cuál es el estado de la cuestión. No hay noticia de que nadie haya sido ni investigado ni mucho menos sancionado. Impunidad. Agravios. Mala traza. Y llama la atención el escaso eco que esto ha tenido en prensa.

Tiene guasa que los columnistas del régimen hablen de «riesgo» de quiebra social y hasta de «quiebra de convivencia». ¿A qué le llaman convivencia social? ¿A que unos empujen y los empujados callen? No hay otra. El riesgo de quiebra social de la que hablan se consumó hace mucho. La violencia institucional practicada por el partido en el gobierno ha sido y está siendo extrema. Es indecente cargar ahora la responsabilidad del estado de crispación nacional a quienes expresan como pueden su rechazo y su inquina, que la hay, claro que la hay, cómo no va a haberla. Son cínicos y malvados, insisto, y por si fuera poco la redacción de la noticias policiales no se ajustan ni de lejos a derecho, se acusa de manera genérica de delitos no contemplados en el Código Penal o no de la manera en que ellos quieren, buscan el voto de su clientela autoritaria y reaccionaria, violan de continuo un principio elemental de seguridad jurídica y persiguen de manera dolosa el máximo de indefensión del ciudadano frente al poder del gobierno.

Caza de citas: Arquíloco de Paros

 Corazón, corazón de irremediables penas agitado,
¡álzate! Rechaza a los enemigos oponiéndoles
el pecho, y en las emboscadas traidoras sostente
con firmeza. Y ni, al vencer, demasiado te ufanes,
ni, vencido, te desplomes a sollozar en casa.
En las alegrías alégrate y en los pesares gime
sin excesos. Advierte el vaivén del destino humano.

Entrevista de Javier Vizcaíno a Miguel Sánchez-Ostiz en Gabon de Onda Vasca.

Entrevista de ayer noche en Onda Vasca, aquí enlazadaDSC_0005… la bilis, ay, la bilis. No es para tanto. Todo depende de la leyenda que arrastres o te persiga como buscapiés. ¿De qué vas a hablar? ¿Qué vas a decir si estás fuera, en extramuros, fuerapuertas? Los que te preguntan no, están en otro mundo; parece el mismo, pero no lo es ni por asomo. Sí, cierto, en ese libro hay mucho más que “andanadas y exabruptos” que es a lo que estoy acosumbrado reduzcan, desde hace tiempo, todo lo que escribo y tiene que ver con lo que vivo y tengo delante de las narices. Solo que hay que interesarse en esos pasajes y hoy veo que lo que interesa es la bulla, el ruido, el fragor de lo cotidiano y violento. Me he ido acostumbrando a  que me consideren  un bocabrava y a que me busquen solo para que suelte alguna enormidad. ¿Me importa? Poco. Casi todos los días me canto el Adios muchachos, compañeros de mi vida… que es un tango del pibe Carlitos que yo escuchaba de niño en una gramola de La Voz de su Amo, pero esta es otra historia…

Agradecido a Javier Vizcaíno, por su generosidad: “Miguel Sánchez-Ostiz sin hipotecas”

Régimen policiaco: Marca España.

10274320_10201833187776326_4457731357570397110_n482022_505389462851834_262598999_nEl PP pide al Congreso reconocer “la extraordinaria labor” de la Policía en las protestas El grupo parlamentario conservador elige el día en el que se celebra el tercern aniversario del 15-M, una fecha que también acabó con cargas y detenidos, para registrar una proposición no de ley en la Cámara Baja de “apoyo” a los agentes…
Lo que busca el partido en el poder es alentar, justiificar, encubrir los abusos policiales, dar a estos un grado de impunidad que solo se consigue en un régimen autoritario sin recato, plenamente policiaco, como es el que estamos viviendo. Organizaciones internacionales han denunciado esta deriva y sus abusos en lo que a represión de las libertades y derechos individuales se refiere. Tienen amparo judicial casi ilimitado, ahora quiere la cobertura política, la de la mayoría parlamentaria. Una forma de acallar a esa parte de la ciuddanía que disiente, que reclama, que se enfrenta al sistema, en la calle y fuera de ella, que resiste. Un nuevo abuso y una befa a la ciudadanía. Curas, militares, policiales, jueces y profesionales del negocio político de ilimitada felonía:  Marca España.

1340811382_0En la Red hay todavía miles de documentos parecidos a estos y mucho más duros, que han sido publicados en los últimos años y que el ministerio del Interior quiere que sea ilegal obtenerlos y publicarlos cuando es la única manera de demostrara de manera fehaciente el grado de brutalidad e impunidad de la policía española.

BjaL1YwCUAAk5Oe.jpg_large1400159718166poli galc4560073_508595879182347_1691343404_n199419_10152138353415246_1973998432_n

Passage Choiseul

Se lo he quitado a Javier Eder de su blog.

Y esa imagen del Pasaje Beresinas me lleva de nuevo a esas páginas de Viaje al final de la noche y de Muerte a crédito en la que Bardamu habla del pasaje de su infancia, una pequeña provincia atufada de la luz venenosa del gas, en la que todo el mundo se conocía, se espiaba y calumniaba hasta el delirio.

Desbarre del insensato (obra en marcha)

A 2268No todo va a ser la mugre de la cosa pública, bien está de cuando en cuando el desbarre del insensato a quien la piedra de la locura le tiene bloqueado el seso, porque cosa de locos es este vivir diario al ritmo de las insensateces de los que al enriquecimiento fraudulento, indecoroso, le llaman gobernar en este Reino de Caco (o muladar de cínicos).

* Jan Sanders van Hemessen… “¡Potente… ios!”, diría Matías Gali, pontífice máximo del arte vasco.

Joseph Cornell… ¿por devoción?

Joseph Cornell, “Mundos en una caja”, reza el título de un documental que como este se encuentra en Youtube, junto con algunas piezas de culto y devoción… los objetos, las cosas, desprovistas de utilidad, componiendo vanitas, still lifes, conversation pieces, cofres de tesoro, casas pilladas, nidos de urraca, jeroglíficos y adivninazas, relicarios, vitrinas de curiosidades… Cornell, uno de mis artistas plásticos favoritos: la vida de las cosas, su lenguaje… en ello ando. No haces más que darle vueltas a la maquineta, andas a tentones en la niebla del final del día, ese viento violento que se levanta a días y oscurece el horizonte. Lamentable no poder compartir aquello que aprecias con quien se toma un homenaje como un agravio.