“¡Repita conmigo…!”

marques-de-leguinecheNada, con usted, doña Aguirre, no repetiría ni diría nada y mucho menos lo que usted le exigía hace unos días a Pablo Iglesias. Esa ha sido una muestra zafia de sus repugnantes maneras de clase, de quien se cree investido de una autoridad moral que le permite dar lecciones y escarmientos a quien trata, por costumbre de casta, como a un doctrino o a un lacayo. No tenemos nada que decirnos ni nada que decir al unísono. No somos sus sirvientes ni sus aparceros, no cuidamos ni de sus marranas ni de sus perros. Esas maneras resérveselas para sus fincas o cortijos, si todavía tiene quien se las aguante, tal vez porque no les quede más remedio.

Y en el caso concreto de ETA, diré lo que mi conciencia me dicte, nunca, jamás, con usted ni con ninguno de los suyos, lo que usted quiera y pretenda dictarme. Aquí se ha llevado demasiado lejos el conmigo o contra mí, el cantar a capella y el actuar como al generalito de ocasión le diera la gana, para establecer un cómodo estado de cosas en el que los buenos eran ustedes y los réprobos los que no les aplaudíamos y decíamos amén a todo, aunque nos opusiéramos a la violencia y al crimen. Había que repetir la consigna, y eso, no, ya no, al menos por lo que a mí respecta. (Sigue aquí enlazado)

Artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, 27.7.2014

Item más: la escenita de la Aguirre dando lecciones es entre Los santos inocentes y la Escopeta nacional, de Berlanga, propia de la zarrapastrosa corte del marqués de Leguineche, tan española, tanto, a la que por derecho y méritos propios e indiscutibles pertenece la condesa consorte de Murillo. De ahí la imagen.

Anuncios

El Tata Santiago

P1120626En el día del Señor Santiago… escribían hace más de setenta años los falangistas estetas para adornar dibujos de ese camino de los peregrinos que nadie recorría hace cuarenta años, mientras sus compinches floreaban las cunetas y cometían todas las sevicias que les venían en gana con los detenidos y las detenidas. Tiempos, otros, estos sobre todo, que son los que vivimos y padecemos, en los que nos la jugamos, aunque nos asomemos a la historia cercana y lejana, y a sus luces y sombras y sus horrores. ¿Moralistas como dice Teodorov en La conquista de América, o apuntadores fiscales, poseídos por el momento de otra verdad de la historia que nos permite ganar la partida sin esfuerzo, o meros curiosos de los hechos, por encima de ellos, sutiles interpretadores, tal y como aparece Ernst Jünger en sus hagiografías? Diletantes de la justicia, la bondad y la verdad. Peligrosos. Dañinos a veces.

P1120613

Hoy hace un año estaba en Guaqui, en la orilla del Titikaka, entre ofrendas, peticiones, humos de velas, gladiolos, capillitas, comilonas, challas, confetis, procesiones y ceremonias de yatiris por el campo porque es el día del Tata Santiago, que unas veces va de blanco con sombrero de espadachín, caballero matamoros y mata indios de paso, supongo, ya puestos, y otras de carabinero, de militar con gafas Ray-Ban y hasta de Che Guevara. Santiago, Illapa, dios andino del rayo y la venganza, todopoderoso, el que te da lo que no te da nadie, lo que ni tu mismo puedes conseguir trabajando como una mula: la devoción boliviana por excelencia, en dura competencia con las vírgenes de Urkupiña y Copacabana. Su capilla era un humazo y un bisbiseo de rezos, y apenas se veía el cartel que prohíbe encender velas negras porque allí se va a hacer el bien, no a desear el mal o a hacerlo. Asunto este que no sé yo, porque debajo de la imagen, me consta, hay restos habituales de ceremonias que poco tienen que ver con el culto de la iglesia católica, sino con otra cosa que nos resulta tan incomprensible como risible, a pesar de practicar mojigangas muy parecidas (a ojos de antropólogo de barbecho), pero claro, a nosotros nos asiste la verdad, a ellos no, ellos viven en el error. El resultado sin embargo es muy parecido: el azar es caprichoso y difícil de dominar, invoques a quien invoques, ya sean dioses bienhechores o vengativos, enciendas velas de colores, quemes palosanto o mesas a la Pachamama, o te acerques a la milagrería a la que tengas devoción, empezando por la farmacopea de cabecera –la que puedas pagar y te receten doctores cada vez más escépticos–, sin la que ya no puedes vivir, y que crees, confías, pequeños dioses de bolsillo, que te alarga la vida, o eso, o qué más da, y que, oh milagro, tal vez te permita seguir follando hasta el borde mismo de la fuesa. Lo demás, milagro también, y de los buenos, o golpe de dados, más trucado que otra cosa.

¿Crímenes de guerra o genocidio?

231247Leo en Público que «la ONU investigará posibles crímenes de guerra de Israel contra Gaza. La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dice que el Ejército israelí “viola la ley humanitaria internacional”». Es demasiado fácil comentar que esa investigación y esa consideración quedarán en nada, en humo y que el paisaje será de vencedores y de vencidos, de sometidos, de agravios imperdonables sobre los que no se puede establecer otra paz que la del sometimiento sin condiciones, el desplazamiento, el éxodo… si hasta pensadores de valía, como Todorov, juzgan sospechosas de nuevo antisemitismo las críticas a Israel, desde donde llegan con cuenta gotas algunas voces críticas. De los extremistas sionistas que reputan cualquier tímida crítica como «formas modernas de odio antijudío, antisemitismo, judeofobia, antijudaismo y antisionismo», solo puedes decir que su voluntad de imponerte el silencio está clara. Impotencia diplomática, desinterés de fondo, servilismo… Ni siquiera los más poderosos países árabes abren la boca de manera firme y convincente. Al fondo, un objetivo: la desaparición de la franja de Gaza y una palabra impronunciable en esa demostración militar aplastante: genocidio, algo más que crímenes de guerra.

Encapuchados

1405933594979pasandnLeo en Público: “El Ministerio del Interior justifica que agentes de policía realicen interrogatorios a detenidos ocultando sus rostros con “bragas” o “verduguillos” si es necesario para salvaguardar su seguridad y el éxito de las investigaciones o de futuras detenciones…” Pero en realidad pienso que esa es una forma de decir, de advertir –algo más que una mera amenaza– que pueden hacer con nosotros lo que les venga en gana, que en este como en otros casos carecemos de verdadera protección legal porque las leyes relacionadas con la defensa de nuestros derechos son en la práctica papel papel mojado o lo mismo que als gantías constitucinales. El día que se haya un número signiticativo de condeas pro abusos policales s epdorá decir otra coa, pero hasta agora, no, y encapuchado será sinónimo de impunidad.

Los genios del mal

Goya, Caprichos-52ahora, Esperanza Aguirre y los suyos sacan una nueva tarasca en su procesión de necedades, los genios del mal, como inspiradores de la política de una sorpresiva oposición que está claro les atemoriza porque ha empezado a conquistar logros parlamentarios y sociales en contra de su sistema, no en vano la justicia comunitaria acaba de tumbar por segunda vez la Ley hipotecaria del Partido Popular. Algo se mueve en su contra y lo saben. Saben que ya no les basta con los palos y las multas, ni con la zafiedad intelectual de las acusaciones de populismo, totalitarismo, bolivarianismo y ETA. Ahora necesitan de genios del mal, caricaturescos, cocos de feria. El monstruo de las galletas está a la vuelta de la esquina. Se desacreditan solos. Como si se dirigieran a una sociedad de débiles mentales. ¿Por qué no confiesan de una vez que beben a es-condidas?

La guerra de brujos por ellos emprendida, la de las patrañas echadas a correr y destinada a desacreditar a sus adversarios políticos, recuerda a la que le gustaba al general Mola, de quien ayer se conmemoraba su felonía, que fue premiada por un título nobiliario ilegal, al igual que toda la legislación surgida al amparo del golpe militar de 1936. Parece mentira que sigan oficiando de paladines de la democracia y las libertades, empeñados en dar lecciones de ética política. Su orden no es otra cosa que el desorden con el añadido de la violencia institucional. (Sigue aquí enlazado)

Artículo publicado en los diarios del Grupo Noticias, el 20.7.2014

Desobediencia civil

La propone Julio Anguita, aunque ahora mismo yo al menos no sepa en qué se puede concretar esa desobediencia, una de las bases de una necesaria revuelta permanente cuyo objetivo no puede ser otro que un cambio social de supervivencia democrática y económica. “A día de hoy -agregó- se está intentando amodorrar a la sociedad, por lo que el discurso político debe hacer pensar a la gente. La esperanza es necesaria para luchar”. Bien sí, pero queda la tarea de hacerse con la calle y con las instituciones. Una marcha atrás parece imposible.

Por caridad

Barcelona. OperacióAhora nos salen filósofos o vendedores de feria de crecepelo y amparan sus abusos con donosuras de beodos. Notoriamente enriquecidos, ellos y sus parientes, sus amigos y socios, si tienen que hablar de la imparable marea de pobreza y desistimiento social, dicen que ellos, manda narices, ellos también tienen dificultades para llegar a fin de mes.

Por su parte la atrevida Cospedal dice que su dedicación a la política es caridad por el bien común. No, no, caridad no, amor, amor del bueno, porque con él o a su costa se ha forrao, forrao. (Sigue)

Artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, el 13.7.2014

Item más, acabo de leer que la repulsiva Cifuentes, responsable de la violencia policial en Madrid, se confiesa republicana… monárquica, republicana, autoritaria… A escondidas, algo hacen a escondidas que no nos enteramos.

Otrosi digo: imagino que a estas alturas la Barcina habrá enviado sus más entusiásticas  feliciitaciones al Pedro Sánchez, sociata del puesterío, porque este le asegura el permanecer en el gobierno de Navarra. Sánchez no está por el cambio en Navarra.

En resumidas cuentas…

600x600Visto lo visto, repasada este historia siniestra que apesta se puede concluir que un guardia civil, de vacaciones y a 2.000 kilómetros de su destino, ah sí, y si es hijo de un cargo público del Partido Popular, puede hacer lo que le de la gana sin consecuencias relevantes. Al ciudadano no uniformado se le aplica el Código Penal de otra manera. Y hechos  como el que motiva esta nota generan otra repulsa y hasta otro grado de esa repusla social que empieza a resultar desternillante.
La Guardia Civil no expulsará al agente indultado por Gallardón tras grabar una agresión sexual riéndose. Sólo será suspendido de empleo y sueldo entre tres y seis meses, según la Unión de Guardias Civiles; que resta peso a los hechos con excusas:”El agente estaba de vacaciones y a 2.000 kilómetros de su destino”
Lees la noticia, te irritas, sientes que te meten el dedo en el ojo, algo más que eso… y estás por completo seguro de que mañana más, de que esto viene de lejos, de que es algo más que una tradición nacional, e sun estado de abuso permanente nunca suficientemente denunciado, de manera firme, ni por los medios de comunicación ni por una magistratura independiente ni por diputados y parlamentarios. Una sociedad inerme, socavada en su capacidad de respuesta, que por lo visto lo aguanta todo.

Otrosi digo: el dedo en el ojo, Topor de nuevo.

El mundo al revés

134-Roland-Topor-das-gute-PublikumNo es la primera vez que sucede, pero tiene guasa que quien practica de manera sistemática e institucional el autoritarismo, la violencia y el totalitarismo aparejado a un golpe de estado de nuevo cuño y en marcha, el PP, sea quien acuse a su nueva y real oposición, a Podemos, de lo mismo con los añadidos de bolivarianismo o anti España. Y no solo a Podemos, sino a todas las voces discordantes y movimientos sociales que disienten y se enfrentan a quien les despoja y de paso ampara con descaro una casta de ladrones, a quien recorta sus derechos, les coloca en una posición de indefensión jurídica permanente al instaurar un sistema judicial de clase, les empuja a una vida cara que se hace insostenible en amplios sectores de la población y, para colmo, reforma el Código Penal hasta hacer de éste no una pieza más de un sistema de garantías, sino un mero instrumento de represión política. Su intención de implantar un nuevo régimen político está clara.

Ellos sí que son autoritarios, pero están amparados en el sistema obligatorio de votos y diputados, de mayorías partidistas que no lo son sociales y que también quieren ahora mismo pervertir a niveles de dictadura, después de que en la propia sede parlamentaria se haya cometido un abuso contra la constitución al permitir que el Borbón abdicado nombrara capitán general del Ejército a su hijo sin tener poder o mandato constitucional y parlamentario expreso para ello. Da igual. Viene dando igual. Y mañana… no mañana no, ayer ya era tarde. (Sigue)

* Artículo publicado en Diario de Noticias, 6.7.2014

Otrosi primero digo: leo un titular y me digo: “Es de no creer”… No, no, al revés es  de mucho creer: Rajoy presume de política social y niega que se haya recortado en el Estado del bienestar. Lo repito una vez más: estamos en manos de un tonto malvado.