Correo de la ciénaga

resizer.phpComo no tenemos estaño ni metales valiosos, el gobierno, además de buscar petróleo donde más perjudica y con resultados inciertos –como en el franquismo: ¡Petróleo en Burgos!… poco, mejor las morcillas y sobre todo esa gran industria nacional, ese negocio inagotable: la cosa pública–, recurrió como fuente de ingresos saneados a las multas. Ahora, cuando va predicándoles a los chinos la recuperación económica milagrosa, adjunta al PIB los movimientos de dinero de la prostitución y las drogas en manos tradicionales de mafias diversas, muchas, que en este paraíso engordan. Y los chinos no se dejan y hacen bien, saben, incluso de mafias, mucho. País saneado el nuestro, ese al que pertenecemos con desgana y a la manera cernudiana del que no puede ser otra cosa, y en el que a un forofo del golpismo y un aplaudidor de acusados de torturas, se le asciende a coronel de la Guardia Civil con mando en plaza, después de haber sido sancionado en balde por paellero de golpistas. Y así vamos tirando…