Caza de citas: In girum imus nocte et consumimur igni (Guy Debord)

Ante todo, es bien notorio que en parte alguna he hecho concesiones a las ideas dominantes de mi época, ni a ninguno de los poderes existentes. Por otra parte, sea cual sea la época, nada importante se ha comunicado manejando al público, aunque fuera el de los contemporáneos de Pericles; y, en el gélido espejo de la pantalla, los espectadores nada ven ahora que recuerde a los respetables ciudadanos de una democracia.
He aquí lo esencial: este público tan enteramente privado de libertad y que lo ha soportado todo, merece, menos que cualquier otro, ser manejado. Los manipuladores de la publicidad, con el tradicional cinismo de aquellos que saben que la gente es llevada a justificar las afrentas de las cuales no se vengan, le anuncian hoy, tranquila- mente que “cuando se aprecia la vida, se va al cine”…

1978: “… la gente es llevada a justificar las afrentas de las cuales no se vengan…” Asombrosa actualidad, Lo mismo por lo que se refiere al resto del texto aquí enlazado.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Caza de citas: In girum imus nocte et consumimur igni (Guy Debord)

  1. Y más asombrosa actualidad cuando dice: “es la primera vez que los pobres creen formar parte de la élite económica, a pesar de la evidencia contraria”. Debord se queja del París que ya no exise, pero cuya desaparición ofrece dos posibilidades antagónicas de transformación. Parece que estamos en una encrucijada parecida, con sus antagonismos. Todo por hacer o todo por desaparecer.

Los comentarios están cerrados.