Facinerosos

A56ZMK1CEAAU5C1.jpg_large imagesAprovechemos que la ley no está todavía en vigor para publicar las imágenes que serán objeto de sanción, cuando se apruebe definitivamente y sea publicada en el BOE.
Las leyes, en general, no son retroactivas, aunque este detalle a los maleantes que nos dominan poco les importa. Llevan tiempo ensanchando ese lado turbio de la ley que les permite actuar en fraude de esta. Esto tiene responsables políticos y también burocráticos, de juristas que por gusto y por dinero se prestan a urdir tramas legales para sostener ese fraude permanente.
Buen momento este para recordar a Günther Anders en “La producción de facinerosos”:

“…los facinerosos aparecen en escena y son un pretexto para «intervenciones drásticas», del Ministerio del Interior, emprenden un ataque «y un equipo de televisión se encuentra (siempre) en el lugar como prueba ocular del delito…. «contratación de una canalla especial de aspecto esmeradamente descuidado, perfecto para el “facineroso”»[…] Los que detentan el poder «no desean más que tener una manada de violentos en los que poder confiar, ya que el simple hecho de que estos existan basta para hacer parecer plausible a la población la presunta necesidad de transformar el estado en un estado totalitario»…

Günther Anders lo escribió hace años, muchos.
De la depuración de cuerpos policiales se habla poco, por no decir nada. Y cualquier cambio social pasa por ese justo reclamo: no solo obedecen órdenes, lo hacen por gusto y por dinero.

Anuncios