Cirobayesca

IMG_2576Escribía Ramón Rocha Monroy en “Libros recomendables” (Los Tiempos, 19.9.2014 y La Prensa 22.9.2014):
Por invitación de la Vicepresidencia integro la comisión coordinadora de las 200 obras que se editarán para conmemorar el Bicentenario de Bolivia hasta el 2025. En la última reunión se han conformado tres comisiones y decidí adscribirme a la Comisión de Historia, con un ojo puesto en la Comisión de Literatura. Lo hago porque las sugerencias principales que llevo son históricas, y entre ellas hay al menos cinco libros que deberíamos integrar a dicha Biblioteca. Ellos son:
Cacerías, de Ciro Bayo, un autor español que recorrió el país de Tiwanaku al río Madre de Dios y dejó sorprendentes datos que recogió a su paso. Se le conoce el libro Chuquisaca o La Plata perulera, porque vivió allí de 1893 a 1895, cuando todavía era sede del gobierno, pero este original apenas pude hojearlo en el escritorio de Miguel Sánchez-Ostiz, quien escribe un libro importante sobre el personaje y procura desde hace varios años seguir sus pasos. Se lo dio Mariano Baptista, con su habitual generosidad y es un tesoro que no puede perderse por la calidad de sus observaciones.

Ciro_Bayo_web.31195557_stdHacía una semana que habíamos estado conversando en mi habitación de El Dorado acerca del libro que sobre Bayo en Bolivia escribo desde hace años sin que hasta ahora haya concitado mucho interés por parte de nadie. El editor boliviano al que se lo ofrecí no quería crónicas ni ensayos, sino novelas y cuanto más delirantes, mejor, con nazis y extraterrestres por el fondo del lago Titikaka… lástima, eso no es lo mío. Estuvimos hablando mucho rato, despué de cenar con Homero Carvalho en el Rincón Español, de Ciro Bayo, de sus viajes y de los nuestros, de empeños y proyectos literarios. Afuera hacia frío y las luces hacia El Alto titilaban. Bayo estaba sobre la mesa, en sus libros, en la pantalla del ordenador, en los cuadernos de notas…  El único español que tuvo curiosidad por recorrer lo que había sido la América española hasta hacia unas décadas. ¿Aventurero? Algo más y sobre todo algo menos o cuando menos un curioso aventurero que no duda en dedicarle un poema al obispo de su ciudad… Dos días después Ramón publicó en La Prensa un artículo en que recoge algo de lo vivido y conversado ese día:

“Miguel Sánchez-Ostiz.- Hay casos intensos de pasión por Bolivia en España, que a veces no aquilatamos como se merecen. Aquí llegó Andrés Segovia y dio un concierto en el Teatro Achá, como llegó el gran penalista Luis Jiménez de Asúa, invitado por el rector de la UMSS, Arturo Urquidi. Homero Carvalho insiste en que llegó Unamuno y entonces Miguel Sánchez-Ostiz dice que aquí estuvo Ramón del Valle Inclán en una troupe de teatro que recorría los países vecinos, como lo hicieron los Travesí, que llegaron de España y se quedaron para siempre en nuestro ameno valle.

Miguel llegó por novena vez a Bolivia. Fue jurado del Primer Premio Internacional de Novela Kipus, que culminó con éxito el 1º de septiembre con un jurado de campanillas, presidido por Luis H. Antezana Juárez e integrado también por el poeta y periodista paceño Rubén Vargas. Los tres coincidieron en premiar a Gonzalo Lema por su novela “Siempre fuimos familia”.

A Miguel lo visité en La Paz, en el Hotel Eldorado, donde el personal le tiene devoción y cariño, como toda la gente sencilla de esa grande y bella ciudad que a Miguel lo seduce. Lo llevé a El Alto por el Teleférico y entonces citó a Ramón Gómez de la Serna, con una frase muy suya, que hay en el mundo ciudades apocalípticas, y una de ellas es, sin duda, La Paz. No la ciudad del sur, carente de personalidad como cualquier otro barrio de residencias lujosas del mundo, sino la vasta Hoyada del centro, las laderas y El Alto. Con qué gusto subimos en teleférico y apreciamos el paisaje y cómo nos regodeamos paseando por la Avenida Panorámica de esa ciudad tan elevada. Le digo a Miguel que poco más allá están los brujos, que viven en pequeñas casetas de calamina y contesta que ya sabe, que siempre estuvo allí, mucho antes que construyeran esa araña maravillosa que tejerá su red infinita en siete líneas entre El Alto y los cien barrios paceños.

No hay rincón secreto de La Paz que Miguel no conozca y en eso ha revivido los pasos de otro español, Ciro Bayo, quien estuvo en Bolivia y la recorrió de Sucre a Riberalta y Cachuela Esperanza, donde vivió en el auge de la goma. Miguel se fue en un viaje anterior a buscar la cabaña donde vivía Bayo y no pudo encontrar ni ruinas, pero vi un libro para mí nuevo del escritor español, “Cien cacerías”, donde habla de su maravillosa forma de husmear en el alma secreta de nuestro país alto y bajo.

No es el único extranjero que se deslumbró en La Hoyada. Allí en el Jatun Qhatu, la estación del Teleférico, vimos a muchos turistas gringos que bajaban a esa extraña ciudad y de inmediato se nos vino a la memoria lo que contó Homero Carvalho, que Allen Ginsberg estuvo en La Paz en los 60s y dio testimonio de ello en versos maravillosos. Con lo tranquila que era la Hoyada en esos años y con lo agitada y apocalíptica que es hoy.

El cariño de Miguel por Bolivia se extiende a capitales europeas. Me cuenta que en un anticuario le mostraron un cofre de fotos donde aparece de forma inconfundible la ciudad de Sucre y la Escuela Normal de Maestros, junto a un señor de barba, una jovencita boliviana y una niña. Miguel no dudó en identificar al personaje, nada menos que Georges Rouma, fundador de la Normal. ¿Dónde irá a parar ese cofre? Pues al Archivo Nacional de Sucre, a través de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, a la cual me honro en pertenecer.

El Grupo Editorial Kipus aguarda esta obra de Miguel Sánchez-Ostiz, la tercera sobre Bolivia en la vasta producción del escritor navarro, que incluye a Ciro Bayo y ya lleva como 300 páginas en el original que pude ver en una computadora. Una corrección más y estará lista para este año.

Sí, hay muchas páginas escritas sobre Bayo en Bolivia y sobre los escenarios recorridos en los años que allí vivió, entre Sucre y la barraca San Pablo, en el Madre de Dios, más arriba de Riberalta, a donde fui en dos ocasiones. No fue ese el único libro de Bayo que me regaló Mariano Baptista, también el Por la América desconocida. En el Archivo Nacional seguí la pista de sus colaboraciones de prensa, de su revista El Fígaro, y de su “colejio” de la calle de Las Educandas… en Riberalta hablé largo y tendido con el nieto de Salvatierra, el gomero para el que trabajó Bayo… en Villa Bella…Captura de pantalla 2014-09-23 a las 09.22.37

Volteretas para atrás

A_clockwork_orange_lo mejor     CASI sin ganas, por la fuerza de las circunstancias, vuelvo a donde estaba. Pero el caso es que uno de los personajes de mi novela Un infierno en el jardín, un adolescente sin futuro que tenía la vaga pretensión de que había hablado de él, me estaba esperando en la calle con un bate de beisbol para partírmelo en la cabeza o partírme la cabeza con el bate. No quedó muy claro. El mozo anda bizco de deberes y es flojo de entendederas para la cosa esta de las letras y se armó un lio parecido al del capitán Haddock cuando no sabe si duerme con la barba por encima o por debajo del embozo. Todo lo que no sea los porros, las anfetas, el crack y la plantación que tiene en el cementerio del pueblo le es por completo ajeno, indiferente. Entre tanta duda y tanto barrullo, y si tu y si yo y si lo que escribo y dejo de escribir, finalmente el bate se partió contra el machón de la puerta de mi casa a dos palmos de mi cabeza y el macarrilla se vio obligado a enarbolar una astilla como para matar vampiros en una mano y el resto de la porra en la otra. Se le veía ido, feliz, a bodega llena, triunfando, empezaba su sábado de camellete por encima de toda sospecha y no sabía que, por fin, su querida familia, a la que tanto debe y que tanto le quiere, iba a aplaudirle al final la faena. Se sorprendió tanto que hasta se nos revolcó un poco por el suelo: <<Te mataré mañana, mañana, te aplastaré con mi coche>>, decía, y aun más extrañas cosas. Veintidos años. Pero antes se volvió a embarullar con la duda de si clavarme la astilla en el corazón como si el aquí fuera el conde Drácula o darme con la cachiporra, al tiempo que me dijo que me iba a matar por escritor y por gordo. Era demasido para él manejar todo aquello. Mentiría si dijera que no pasé miedo. Así que dilucidando ese ente dejé al macarra en medio de la calle con sus chismes en la mano y me acerqué a casa de un vecino a pedir ayuda. El vecino tal vez no estaba, tal vez sí. No lo sé. El caso es que no abrió la puerta. De regreso el macarrilla a quien se le había venido abajo el extraño número malabar de las ideas erráticas, la astilla y la cachiporra, me intentó atropellar con su autito de colorines, pero ignoraba que este verano me había entrenado a modo corriendo vaquillas en las fiestas de un mi pueblo, de modo que le dí esquinazo con un limpio y elegante recorte (voy a formar cuadrilla de corrida landesa para el próximo verano: El piraña y sus cuadrilla: va a ser tremendo). Ante tamaña fechoría aparecieron como por ensalmo los padres (se le había ido la mano al mozo, vaya por Dios), y los amigos de sus padres, directivos de caja de ahorros ellos, y aquí no ha pasado nada y no tienes testigos y jajaja y jojojo, y qué malo eres chato, que me decía un fuetillo andante parecido a una chincheta, y vuelta (inútil) al cuartelillo y etc y etc y etc. Amén. Se habían divertido a modo con el happening aquel, con esta ya vieja, ya canucida película de largo metraje y escaso ineterés.

Nada de lo que antecede me enorgullece, ni me parece un signo especial de distinción y sólo me va divirtiendo algo porque me veo obligado (a faena pedida, don Francisco, a faena pedida) a relatarlo para ustedes. No he visto la libertad de expresión amenazada, ni tampoco la dignidad humana, ni la vileza, ni todas esas simpáticas donosuras o rendidas majaderías con las que se les llena la boca a los poéticos columnistas que padece el país. Aparte de haber tropezado con una panda de melones con instintos criminales no tengo opinión formada sobre el asunto. Tampoco siento la melancólica incredulidad del los clásicos. Nada. Sencillamente estoy cansado. Sencillamente me aburre. Sencillamente estoy hasta las narices de estas historietas que se repiten año tras año cuando todo parecía estar en calma y marchar las asuntos viento en popa. Me aburren esos retratos de bribones a la manera de Hogart, me aburren sus andanzas, me aburre tropezarme con ellos, me aburre esta rutina de la mugre, me aburre sobre todo contarlo y hasta se me cayó el teléfono de la mano al poco de empezar a llamar a mis amigos para darles cuenta de la última trapisonda. Para qué. Me extrañaría en cambio (inconstante que es el corazón humano, ay) que no sucediera, es decir, que no apareciera en el fondo de mi vida, entre las páginas de alguno de mis libros, un macarra y su familia. Notaría que me falta algo, no sé, notaría un hueco en la cacharrería del alma: un reloj parado.

* Sabría que de verdad algo habría cambiado en mi vieja ciudad y en mi corazón.

 

*** Artículo publicado en el diario ABC sobre un suceso siniestro ocurrido hace veinte años en Mutilva Alta, una localidad junto a Pamplona, urbanziada entre espaucaldres de terreno y arquitectos sin escrúpulos, donde vivi antes de irme a Baztan, un infierno con jardín. con mucho macarra de cuello blanco en el vecindario, mucho prepotente de banca, gente de su tiempo, nuevos ricos, patanes feroces hasta la víspera del pelotazo… de aquellos polbos. Intenté echarle humor a la cosa, pero no lo conseguí y veinte años después sigo pensando que aquello fue una canallada.

 

 

 

 

Filantropía negra

3539484_640pxLos Inspectores de Hacienda han contestado a la Agencia Tributaria, cómplice política del partido en el poder, diciendo que «Comparar al PP con Cáritas es comparar un elefante con una pistola». Y es que la mayúscula burla a la ciudadanía que ha perpetrado la Agencia Tributaria, comparando al partido de la corrupción con Cáritas, hay que anotarla en el inventario de esta historia general de la infamia que se está escribiendo, no del todo sola, a la sombra del Partido Popular y por su causa.

No creo que Cáritas tenga alrededor de mil miembros imputados (investigados y procesados) por corrupción; no creo que se nutra de comisiones de más que dudoso origen y fines nada altruistas; no creo que sus miembros hagan con esas donaciones mangas y capirotes… No hay derecho. No, no lo hay, pero está visto que desde la burocracia política a la que habrá que exigir cuentas hay sobrada desvergüenza.

En su alarde de prepotente mala fe la Agencia Tributaria no ve delito fiscal en lo que en cualquier otro país europeo hubiese hecho caer un Gobierno y poner fuera de la ley a un partido como el PP, no ya minado, sino construido pieza a pieza por la mayor corrupción de la historia reciente. No puede haber donaciones «en negro» porque no puede haber dinero negro, otra cosa es que de hecho lo haya y mucho, y que su origen sea perseguible, por fraudulento, algo que sucede según y como. El origen del dinero negro es una infracción administrativa o un delito, y eso es lo que se está defendiendo. Es para pensar si en realidad el Partido Popular no defiende la España del fraude generalizado, como un nuevo sistema social. ¿Si ellos manejan dinero negro, por qué los demás no? Es inútil preguntárselo porque sabemos la respuesta. Este es un motivo más para echarlos del poder.

Por eso el Ministro Montoro sigue acosando al organismo pertinente para que no entregue al juez Ruz documentación que pueda comprometer aún más al partido y al Gobierno de la nación del que es ministro, por cierto, ahora mismo bajo sospecha de más corrupción… ¿Pero esto qué es?

Cáritas y otras instituciones de ayuda social son el lugar al que miles de ciudadanos tienen que acudir a diario en busca de ayuda para comer, para comer, carajo, para encontrar un techo, un cobijo, un algo de ayuda sanitaria, mientras que un mayúsculo desvergonzado, el juez Dívar, sigue costándole miles de euros a las arcas públicas por una cuestión de boato o lo que es peor de dudosa seguridad personal convertida en boato, por poner un ejemplo, pero los hay a miles que demuestran una injusta diferencia social. Al Partido Popular por el contrario solo acuden los que piensan que algo puede caerles en el fenomenal arrebuche en que han convertido la vida pública para quienes de ella viven, los que creen en una sociedad desigual, insolidaria y autoritaria.

Cáritas, Cruz Roja, Medicus Mundi, bancos de alimentos, ¿cuántas más? Muchas… y Montoro que se está forrando a la sombra de su partido queriendo amordazar a Cáritas para que no haga públicas las cifras y datos de la pobreza galopante y no señale el más que clamoroso origen de esta: la política gubernamental de los últimos años, la brutal diferencia que separa a ricos de pobres, el enriquecimiento de una clase en detrimento de otra. No esta solo en ese silenciamiento, porque los medios de comunicación sectarios por pro-gubernamentales también las ocultan con descaro o las minimizan, y si las hacen públicas es con cuenta gotas. No conviene causar alarma social, de modo que cualquier mecanismo de distracción social es bueno. Y es que la pobreza, las carencias y los dramas a ella aparejados, y la falta de una amplia y sostenida asistencia social tienen responsables: ellos, los del Partido Popular, quienes les apoyan y aprueban las medidas gubernamentales, el sistema de recortes basado en el daño social que una clase transforma en negocio y propio beneficio.

Cabe preguntarse si es posible tanta vileza, pero solo de una manera retórica porque esta visto que sí cabe, tanta y mucha más.

Extraña pareja

DSC_0043Extraña pareja o la vida como una red de senderos que se cruzan de manera inextricable. Una imagen capturada al paso de un anticuario: Arletty con Ives Montand. No es la única que hay de ellos. La actriz inolvidable de Hôtel du Nord, amiga de Céline, quien escribió para ella uno de sus “guiones de cine”: Arletty, jeunne fille dauphinoise… Yves Montand y Jorge Semprun, películas, trabajos, amistad, PC… Cuando hizo memoria, Arletty acusó a Simone Signoret de haberla denunciado por colaboracionista… Trabajos de arqueología literaria.

ArlettyPor sugerencia de “le carabinier”:

Una mala noche en Viru-Viru, Santa Cruz de la Sierra

Captura de pantalla 2015-03-25 a las 23.45.32Han pasado cuatro años de aquella noche y a veces me acuerdo de qué manera más imbécil me vi mezclado en todo este asunto. Y todo porque había viajado desde Madrid con el mafioso llamado Bono en el asiento de atrás, un mafioso que dudo mucho fuera italiano porque hablaba en portugués. Junto a  él desembarqué en Viru-Viru y con él al lado salí por la puerta de llegadas. Me preguntó a ver dónde podía llamr por teléfono, le indiqué el mostrador de Entel. Me senté a tomar un café en el Brazilian coffee.. Antes de cinco minutos estaba derenido en medio de un operativo policial que metía miedo. Recuerdo muy bien las caras de los mafiosos, los interrogatorios, los registros, las suspicacias, el fichaje policial, las fotos, las huellas, las trampas, y las horas de detención mientras la policía de la FELCN se aseguraba de que yo no era un mafioso italiano más. Fue un asunto muy desagradable que por fortuna terminó bien. “Así tiene algo más para contar”, me dijo el madero que me custodió durante toda mi detención, inluidas las idas al meadero. Tuve ocasión de escuchar una arenga mañanera a la tropa de la FELCN en la que un mayor  exhortaba a los maderos a que en registros y detenciones “recordaran que estaban en democracia”. Eso sí, no conté ni con asistencia letrada, ni consular ni me dejaron hacer la llamada que me ofrecieron, precisamente a un alto cargo del gobierno de Morales.

Todo esto viene a cuento de un viejo documento que estaba arrinconado en el ordenador.

NOTICIA EN OPINIÓN MIÉRCOLES, 13 DE ABRIL

Policial

LA POLICíA BOLIVIANA APREHENDIó A CUATRO EXTRANJEROS ACUSADOS DE TRáFICO DE DROGAS Y OTROS DELITOS. EL SUPUESTO CABECILLA TENíA ORDEN DE CAPTURA INTERNACIONAL Y VIVíA EN EL ORIENTE HACE UN AñO

En Santa Cruz capturan al líder “narco” más buscado de Italia

identificaron como Stefano Ferrari (35) y fue capturado en el aeropuerto de Viru Viru cuando fue a recoger a un amigo suyo, también de nacionalidad italiana.

El operativo fue ejecutado por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y en total fueron aprehendidos cuatro extranjeros: Stefano Ferrari, los italianos Alejandro Lastra y Mario Bommo, además del colombiano Fabio Andrés Espinoza, sindicados de cómplices del primero. Según las autoridades policiales, Ferrari enviaba droga en maletas de doble fondo.

El supuesto cabecilla fue detenido la madrugada del domingo en el aeropuerto cruceño luego que la Policía boliviana recibiera información fidedigna de sus pares italianos, en relación a que un compatriota de nombre Mario Bommo o Boro debía arribar a Santa Cruz en el vuelo 544 para juntarse con Ferrari y, presuntamente, estructurar una banda internacional de narcos extranjeros con nexos en Bolivia, según el informe oficial. Ferrari y los extranjeros serán imputados por los delitos de tráfico de sustancias controladas, falsedad material, uso de instrumento falsificado y asociación delictuosa.

Ayer, por segunda vez, fue suspendida la audiencia de medidas cautelares para los detenidos, debido al cambio de abogado y a la falta de un traductor. Este argumento fue observado por los periodistas cruceños que se entrevistaron con Ferrari y éste hablaba un buen castellano. El italiano era buscado en Europa según datos de Interpol Bolivia. En su Italia natal es considerado un “pez gordo del narcotráfico”. En la casa donde vivía en Santa Cruz, junto al colombiano detenido, hallaron una maleta con doble fondo con residuos que son analizados, un arma de fuego con varios proyectiles, celulares.

NOTICIAS DE EL MUNDO, MIÉRCOLES 13 DE ABRIL

Policial

Audiencia suspendida de sujetos acusados de transportar droga


La audiencia de los detenidos en el aeropuerto Viru Viru fué suspendida debido a que uno de los imputados (Mario Bono) había prestado sus declaraciones en un idioma no perteneciente a su lengua materna, puesto que el abogado del acusado indicó que él habla en italiano y las declaraciones fueron hechas en portugués, además de sindicar que el arresto por parte de los funcionarios de la fuerza especial de lucha contra el narcotráfico no fuñé de una manera adecuada, puesto que él solamente había llegado al país por primera vez y se comunicó con Stéfano Ferrari (Italiano). 
El fiscal, Álvaro la torre, indicó que son cuatro los implicados que fueron encontrados con maletas que presuntamente iban a transportar sustancias controladas, así mismo de fueron encontrados con dos maletas listas para transportar, no descartan que ésta ya haya sido enviada y nuevamente se pretendía transportar la droga. Tres italianos y un colombiano, eran buscados por delito de falsedad y narcotráfico en su país, que se presume que iba a llegar otro integrante.
Policial

Continúa la lucha contra el narcotráfico


El Fiscal antinarcóticos, Álvaro la Torre, indicó que se imputará a los sujetos por delito tráfico falsedad material uso de documentos falsificados y asociación delictuosa. 
Uno de los italianos tenía identidad paraguaya, argentina y con otros nombres. Los detenidos serán imputados en horas próximas cuando él señor Mario Bono y su abogado consigan un intérprete italiano. 
Los cuatro sujetos son; Stefano Ferrari, Mario Bono, Alejandro Lastra, Fabio Andrés Espinoza. Las declaraciones de Stefano Ferrari, indicó que él no había salido de Italia huyendo, y que en su país es costumbre realizar esa actividad de actos, al parecer creen que han inventado una historia. 
Además indica que estuvo preso en Italia pero por otro delito, y que acá en Bolivia tampoco no ha cometido ninguna clase de delito, y se deberá demostrar claramente porqué se lo a arrestado a él.
Policial

Supuesto narco italiano fue detenido en Bolivia


Un supuesto narco italiano buscado en su país, otros dos hombres de la misma nacionalidad, y un colombiano vinculados a él, fueron detenidos en la región oriental de Santa Cruz, informó el martes la fiscalía. 
Estefano Ferrari, de 44 años, buscado en Italia fue detenido el domingo al llegar en un vuelo procedente de Madrid, informó por teléfono a la AP, el fiscal encargado del caso Alvaro La Torre. 
Indicó que Ferrari tiene mucho tiempo en Bolivia, y que portaba un pasaporte falso con nacionalidad argentina. 
La fiscalía boliviana espera que se formalice un pedido de extradición por parte de Italia./AP

Nacional

Ferrari y 3 presuntos narcos poseían pasaportes falsos

Reporte. Allanaron su vivienda luego de capturarlo en Viru Viru

La Razón

Pasaportes a nombre de distintas personas, pero todos con una sola fotografía, fueron encontrados en la casa habitada por Steffano Ferrari, un italiano considerado como el narco más buscado de su país y que fue capturado en Santa Cruz, donde vivía desde hace más de un año.

Detención. La FELCN ejecutó el operativo en el aeropuerto de Viru Viru, donde se detuvo al italiano.

Los documentos, de acuerdo con la Dirección Nacional de Comunicación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), tenían la foto de una persona identificada como Alejandro Lastra, quien fue detenido el domingo pasado junto a Ferrari, Mario Boro y Fabio Andrés Espinoza.

Los tres primeros son de nacionalidad italiana y el último es colombiano, según el reporte de la FELCN cruceña, que realizó el operativo de captura tras recibir información de autoridades italianas sobre el arribo a Santa Cruz de Mario Boro, con quien Ferrari tenía, aparentemente, el plan de crear una red internacional de narcotráfico con nexos en Bolivia.

Además, los otros detenidos tienen documentos con “hasta cuatro identidades”, reveló a la agencia EFE el fiscal de Sustancias Controladas de Santa Cruz, Álvaro La Torre.

Según la información que maneja Interpol Bolivia, Ferrari era buscado porque en Italia lo consideran un “pez gordo” del narcotráfico, el más buscado. Habría estado en Bolivia desde hace un año, de acuerdo con la fuerza antidrogas, que detalló que se sospecha que esta persona hizo envíos de droga con destino a España.

Investigación. El informe señala que además de la documentación fraguada que encontraron en la casa donde vivía, hallaron una maleta con doble fondo que quizá haya sido utilizada para transportar droga. Los residuos de esta prenda son analizados.

También se encontró materiales que servirían para fabricar este tipo de maletas y un arma de fuego calibre 9 mm, además de un cargador de pistola, una caja con 50 proyectiles del mismo calibre y celulares.

El informe preliminar da cuenta de que Ferrari tenía orden de captura internacional con pedido de extradición. Fue detenido el domingo en la madrugada en el aeropuerto de Viru Viru, cuando fue a recoger a uno de sus amigos (Mario Boro).

Desde su aprehensión, Ferrari y sus presuntos cómplices fueron llevados a audiencia de medidas cautelares en dos oportunidades, pero las mismas se suspendieron por falta de un traductor, pese a que Ferrari comprendería el español.

El coordinador de Sustancias Controladas de Santa Cruz, Jorge Fernández, infirmó a La Razón que actualmente el caso está a cargo de la fiscal Mirtha Mejía. Ferrari podría ser repatriado a Italia, siempre y cuando lo soliciten autoridades de ese país.

El Ministerio Público acusará a los detenidos por los delitos de tráfico de sustancias controladas, falsedad material, uso de instrumento falsificado y asociación delictuosa.

Los imputados dijeron ser inocentes, incluso Ferrari aseguró desconocer que tenía orden de captura internacional. “Nunca salí huyendo de Italia… allí me armaron una historia para involucrarme. Sólo tuve un problemita en mi país y nada más”, dijo.

Pesquisa del caso

Situación
En el inmueble allanado había una mujer, pero  se desconoce los vínculos con Ferrari
Proceso
Está pendiente la audiencia cautelar, donde se definirá su detención o libertad.

Ferrari y 3 narcos poseían pasaportes falsos; reclutaban burriers para enviar cocaína a Europa

14/04/2011 publicado por Luz Mendoza Comentar

Me gusta

tweet

0

0

Share

El italiano vivía en Santa Cruz con identidad falsa y conseguía personas para traficar droga. Reporte. Allanaron su vivienda luego de capturarlo en Viru Viru.

Detención. La FELCN ejecutó el operativo en el aeropuerto de Viru Viru, donde se detuvo al italiano.

La Razón, Ernesto Calizaya

Ferrari y 3 presuntos narcos poseían pasaportes falsos

Pasaportes a nombre de distintas personas, pero todos con una sola fotografía, fueron encontrados en la casa habitada por Steffano Ferrari, un italiano considerado como el narco más buscado de su país y que fue capturado en Santa Cruz, donde vivía desde hace más de un año.

Los documentos, de acuerdo con la Dirección Nacional de Comunicación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), tenían la foto de una persona identificada como Alejandro Lastra, quien fue detenido el domingo pasado junto a Ferrari, Mario Boro y Fabio Andrés Espinoza.

Los tres primeros son de nacionalidad italiana y el último es colombiano, según el reporte de la FELCN cruceña, que realizó el operativo de captura tras recibir información de autoridades italianas sobre el arribo a Santa Cruz de Mario Boro, con quien Ferrari tenía, aparentemente, el plan de crear una red internacional de narcotráfico con nexos en Bolivia.

Además, los otros detenidos tienen documentos con “hasta cuatro identidades”, reveló a la agencia EFE el fiscal de Sustancias Controladas de Santa Cruz, Álvaro La Torre.

Según la información que maneja Interpol Bolivia, Ferrari era buscado porque en Italia lo consideran un “pez gordo” del narcotráfico, el más buscado. Habría estado en Bolivia desde hace un año, de acuerdo con la fuerza antidrogas, que detalló que se sospecha que esta persona hizo envíos de droga con destino a España.

Investigación. El informe señala que además de la documentación fraguada que encontraron en la casa donde vivía, hallaron una maleta con doble fondo que quizá haya sido utilizada para transportar droga. Los residuos de esta prenda son analizados.

También se encontró materiales que servirían para fabricar este tipo de maletas y un arma de fuego calibre 9 mm, además de un cargador de pistola, una caja con 50 proyectiles del mismo calibre y celulares.

El informe preliminar da cuenta de que Ferrari tenía orden de captura internacional con pedido de extradición. Fue detenido el domingo en la madrugada en el aeropuerto de Viru Viru, cuando fue a recoger a uno de sus amigos (Mario Boro).

Desde su aprehensión, Ferrari y sus presuntos cómplices fueron llevados a audiencia de medidas cautelares en dos oportunidades, pero las mismas se suspendieron por falta de un traductor, pese a que Ferrari comprendería el español.

El coordinador de Sustancias Controladas de Santa Cruz, Jorge Fernández, infirmó a La Razón que actualmente el caso está a cargo de la fiscal Mirtha Mejía. Ferrari podría ser repatriado a Italia, siempre y cuando lo soliciten autoridades de ese país.

El Ministerio Público acusará a los detenidos por los delitos de tráfico de sustancias controladas, falsedad material, uso de instrumento falsificado y asociación delictuosa.

Los imputados dijeron ser inocentes, incluso Ferrari aseguró desconocer que tenía orden de captura internacional. “Nunca salí huyendo de Italia… allí me armaron una historia para involucrarme. Sólo tuve un problemita en mi país y nada más”, dijo.

Pesquisa del caso

Situación

En el inmueble allanado había una mujer, pero  se desconoce los vínculos con Ferrari

Proceso

Está pendiente la audiencia cautelar, donde se definirá su detención o libertad.

Ferrari reclutaba burriers para enviar cocaína oculta a Europa

Narcotráfico: Vivía en Santa Cruz con identidad falsa y conseguía personas para traficar droga.

Implicados: los italianos (primero, tercero y quinto), en la audiencia suspendida del martes

La Prensa, Juan Carlos Chamorro

Cuando efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) arrestaron en el Aeropuerto de Viru Viru, el anterior domingo, al ciudadano italiano Stefano Ferrari (44), el hecho causó revuelo dentro del círculo de la moda y la vida nocturna de Santa Cruz de la Sierra.

Según una fuente de la FELCN, consultada por La Prensa, Ferrari frecuentaba los mejores centros nocturnos cruceños, pero lo que no sabían sus amistades más cercanas, empero, es que era buscado por la Policía Internacional (Interpol) por tráfico ilícito de drogas en Italia.

Fuentes de la FELCN y de la Fiscalía de Sustancias Controladas de Santa Cruz aseguraron ayer, a este medio, que tienen indicios que demuestran que Ferrari se dedicaba a reclutar “burriers”, o sea, a personas para que lleven paquetes de droga escondidos en la ropa, adheridos al cuerpo o en cápsulas en su estómago. Otra forma del envío, según las pesquisas, era a través de maletines u objetos con doble fondo, donde iba escondida la droga.

De esa forma, Ferrari lograba enviar cocaína a países europeos a través de sus “burriers”, y burlaba, en el aeropuerto, los controles de los escáners, la revisión policial y los perros detectores de droga.

DETENCIÓN. El anterior domingo, Ferrari fue arrestado en el Aeropuerto de Viru Viru, junto con su compatriota Mario Bono y el argentino-italiano Alejandro Lastra. En el departamento en el que vivía Ferrari, ubicado en el condominio cruceño Obelisco, fue detenido el colombiano Fabio Espinoza junto con una mujer.

Según el diario El Deber, respaldado en información de la Fiscalía, en la vivienda de Ferrari se secuestró una caja con 50 proyectiles calibre nueve milímetros, un cargador de pistola del mismo calibre, pasaportes a nombre de distintas personas, pero todos ellos con la fotografía del argentino-italiano.

En una de las habitaciones del inmueble, los policías hallaron un taladro, una amoladora pequeña, una pistola de silicona, una remachadora, una maleta de plástico, láminas de cartón prensado y otros materiales que se usan para la fabricación de doble fondo de equipaje.

En la requisa al domicilio de Lastra, en el condominio San Marino, la FELCN secuestró una pistola calibre 22, cinco cargadores con 20 proyectiles y ocho cartuchos de escopeta calibre 12.

Los cuatro están arrestados en instalaciones de la FELCN en espera de sus medidas cautelares, en el Cuarto Juzgado de Instrucción en lo Penal, por los presuntos delitos de tráfico de sustancias controladas, falsedad material, uso de instrumento falsificado y asociación delictuosa. La audiencia fue suspendida el martes debido a la falta de un traductor de italiano. Ayer, tampoco se pudo instalar la sesión.

99 foráneos, arrestados en 4 meses

Según un informe estadístico del Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas, entre enero y la primera semana de este año, se detuvo, por tráfico de sustancias controladas, a 824 bolivianos y 99 extranjeros.

De esa cifra, 26 son súbditos peruanos, 19 colombianos, 13 brasileños, ocho chilenos, siete españoles, cuatro italianos y el resto son mexicanos, paraguayos, argentinos, venezolanos e ingleses.

En ese mismo periodo, se realizaron 3.012 operativos que permitieron incautar 4,5 toneladas de pasta base de cocaína, 200 kilos de clorhidrato de cocaína y 146,7 toneladas de marihuana.

Asimismo, según medios de prensa extranjeros, entre enero y marzo de este año, grupos de narcotraficantes enviaron a seis países 2,2 toneladas de cocaína desde Bolivia.

EN DETALLE

Stefano Ferrari nació el 5 de abril de 1967. Tiene 44 años de edad, según la FELCN.

Natural de Bagnolo Mella, es una ciudad de la provincia de Brescia, Lombardia, Italia.

En Italia trabajó como fotógrafo profesional, según información de Interpol.

En Santa Cruz, vivía en la calle Santiago de la Plata, en el condominio Obelisco.

Estaba como ilegal, sin visa de residencia, según informó la Fiscalía de Sustancias Controladas.

Cuando fue detenido, confirmó llamarse Stefano Ferrari, pero se identificaba con otros nombres.

El asco de nunca acabar.

14261042686098No es fácil asomarse a la prensa y no sentir motivos renovados de asco, a diario, salvo que lo hagamos a los medios de comunicación que no estén comprados, de una manera o de otra, por el poder que de hecho gobierna este país, porque al menos ahí late la rebelión. Y aún así. El recuento de vilezas es incesante, imparable. Para la prensa gubernamental sin embargo todo va sobre ruedas y en ese canto a una marcha pimpante está la prueba del desastre, del imparable deterioro social, que no se circunscribe solo a lo económico.

¿Puede esta situación cambiar o el daño ya causado a las instituciones y a  la ciudadanía está condenado a permanecer en el tiempo? ¿Podemos cambiar esta situación y la mentalidad que la sostiene? Esa es la única esperanza que nos queda, la del resultado de unas elecciones que no pueden tener otro objetivo que echar del poder a la derecha, en todas sus formas.

Ver al ministro Morenés dirigiéndose a una diputada, y en ese sentido al Parlamento entero, como si este fuera el patio de un cuartel –cuartel que no estoy seguro haya pisado el ministro como soldado– resulta bochornoso; como lo es apelar al honor del Ejército con objeto de callar a una diputada que denuncia hechos execrables, cuando se ha impedido que sean juzgados los soldados autores de torturas y sevicias con detenidos en Irak en grabaciones ampliamente difundidas en las redes.

írakeEl ministro Morenés no hizo otra cosa que desvelar cuál es su mentalidad: rancia y repulsiva. Mejor hubiese sido por su parte hacer un ejercicio de humildad y de solidaridad con las víctimas de esos acosos, mostrar una voluntad de investigar y de cambiar el fondo del asunto: el mando militar no equivale a impunidad. No, Morenés prefirió aferrarse a «lo intocable nacional» de nuevo, franquismo puro, algo rancio que él no creo esté en condiciones de cambiar.

Y por seguir por la misma trocha, el Parlamento Europeo ha condenado el franquismo con la excepción de Mayor Oreja, para quien, recordémoslo, aquella época fue de una placidez absoluta. Cierto, pero para los de su estamento social, ese que ha dejado en herencia política y social una corrupción generalizada, ya denunciada por Ridruejo en 1962: todos pingados. Algo que demuestran las tarjetas black de Bankia de las que tiró UGT para financiarse, con pleno conocimiento de su origen, sin que esto haya suscitado mayores comentarios ni mucho menos haya tenido consecuencias. Nada parece tener ya consecuencias, y ello porque estamos empachados y hastiados, porque nuestra capacidad de respuesta está reducida al mínimo en la esperanza del resultado de unas elecciones que permita darle la vuelta a esta situación.

martin-villa-4No creo que esté equivocado Maduro cuando acusa a Rajoy de franquista, porque lo es y porque preside un Gobierno y un partido que no ha condenado el franquismo, lo mismo que sus socios regionales. Coherencia pura, todo es coherente, de una lógica aplastante, eso es lo malo, que es aplastante, como la denegación de extradición para los maleantes que reclama Argentina porque si firmaron condenas a muerte fue de acuerdo con la ley y con gusto (jamás se les ha oído una palabra de descargo de conciencia), y a sabiendas de cómo se dictaron las sentencias.

Es contra esa lógica aplastante y esa coherencia de régimen dictatorial contra lo que hay que luchar. Un objetivo político de primer orden es la derogación de todo el sistema legal que les blinda y protege, remover el franquismo y todas sus secuelas. La nuestra es una democracia dañada, minada, que es preciso reconstruir.

índiceUn verdadero cambio social pasa por la depuración de la policía española, no ya por la impunidad que cubre las actuaciones abusivas de los antidisturbios o para impedir casos como el multimillonario comisario Villarejo, que ha destapado unas infames cloacas policiaco- gubernamentales, sino para impedir la bochornosa sucesión de explicaciones y falsedades de la muerte de 15 inmigrantes en aguas de Ceuta desde que sucedieron los hechos. El clima creado entre policía y judicatura es de elusión de responsabilidades tendente a sostener un principio político de impunidad generalizada en todas las esferas del poder. Esto no es democracia. Y esto es lo que hay que cambiar y reconstruir, a pesar de los pesares. Lo contrario no será creíble y sí más de lo mismo.

OTROSI DIGO: Este es el artículo que hoy publico en Diario de Noticias, de Navarra, y en otros periódicos del Grupo Noticias. Puedo repetirme, lo sé, con lo ya dicho días pasados, o semanas, o meses, o años ya, pero eso es justamente lo que sucede, que los hechos que provocan este asco que no cesa y de nunca acabar, se repiten a diario. Esa imagen de un ministro haciendo callar a una diputada…
A mí me gustaría escribir de otros asuntos, sobre todo en la prensa dominical, y no solo de lo que tengo delante de las narices, pero está claro que esa realidad que algunos juzgamos abyecta, nos tironea y resulta ineludible. Y hasta es posible que de poco sirva decirlo, pero no corren tiempos de mirar para otra parte, al menos para mí.

Céline, el clochard de Meudon

11024661_813109985448062_8704141234288386895_nDe un Céline a otro… La fotografía la traigo gracias a Rafael Ciordia. No la conocía. Puesta en escena permanente o no, esa fotografía habla del descalabro de los años de su retiro en Meudon, a su regreso del exilio danés, tras amnistiado. Sus últimos tiempos, aquellos en los que Céline iba vestido como un clochard y escribió De un castillo a otro, Norte, Rigodon…  Y así aparece una  y otra vez en escena, debajo de sucesivas capas de ropa, llamando la atención, provocando la repulsión social más convencional, la del buen gusto y mal gusto… “Para vestir así hace falta mucho estilo”, dijo su amiga, la actriz Arletty. El que no han tenido sus imitadores que han utilizado ese disfraz como reclamo publicitario: Jean-Edern Halliier hace años, Houllebecq hace nada…

De Keith Haring a los Onas

11046494_10155442089070045_7014614507213400062_nEsta imagen de Keith Haring, me lleva a esta otra, no sé si del antropólogo y religioso Martin Gusinde, el defensor de los indios fueguinos y denunciador, en balde, de su exterminio llevado a cabo por uniformados, estancieros y matones a sueldo, por cazadores de indios, como el rumano Popper, un genocidio que duró hasta finales de los años veinte del siglo pasado y del que se habla lo menos posible. A los estancieros que se reunían cada noche en la Taberna del Club de la Unión, plaza Muñoz Gamero, de Punta Arenas, no les fueras con historias. Hablar del pasado, sí, pero del suyo con olor a libras esterlinas y a dólares americanos y a alambradas y a miles de cabezas.
El sentido de las dos imágenes no es el mismo ni por asomo, a no ser que lo retuerzas. Al menos para mí. Todo lo que de festivo tiene la de Haring, lo tiene de sombrío la de la ceremonia del Hain de los Onas fueguinos, de los que quedan esa y otras fotografías, no mucho más.
A Gusinde le llamaron Mankazen, cazador de sombras… No sé si no es en eso en lo que nos convertimos los husmeadores de la memoria, compulsivos fotógrafos de lo fugaz y de lo efímero.

Por-que-las-onas-se-pintaban-los-cuerpos-3

Txema Fernández Casado… hace 30 años, y ahora.

11044585_10200248582813346_2845468661158635214_nEscribe Txema Fernández Casado en Facebook: “Los tiempos cambian una barbaridad.
Hace 30 años me concedieron el Fotopres por esta imagen y hoy gracias a la “ley mordaza” seria premiada con una multa de hasta 30.000 euros…lo que es la inflación.”

Un sarcasmo, el de Fernández Casado, que esconde una verdad temible. No veo mejor manera de ilustrar la que se nos viene encima con la ley Mordaza. Estoy seguro de que hay quien ni siente ni padece ante la realidad de unos recortes severos en la libertad de información y expresión, porque esa fotografía de una actitud criminal y canalla de hace treinta años no le dice nada. Él estaba con quien empuñaba la pistola. Tampoco ahora, porque está en el mismo bando. El ministro Fernández persigue que esa escena pueda reproducirse y tener consecuencias que queden impunes por falta de pruebas. Es una actitud dolosa a origen sobre la que no se ha puesto suficiente atención. Persiguen la impunidad de las actuaciones criminales y no otra cosa. Persiguen que no quede rastro de atropellos criminales como los de Vitoria y Sanfermines 78, y tantos otros, ahora mismo. Todo lo que se escriba será poco, mientras se pueda.

Arcadi Espada, un autorretrato

Si es eso lo que dijo consiguió pintar el autorretrato de un tipo repulsivo… uno más de una larga galería.
Eso ni como siniestra boutade dirigida a concitar la indignación de ese público que él y los suyos desprecian, y burlarse de su prvisible reacción, esta entre otras.

Hoy Arcadi Espada firma en Elmundo.es uno de los artículos más vomitivos que he leído en un periódico. En él tacha de “crimen contra la humanidad” respetar el…
outono.net