Ir a lo nuestro

11050663_712772638835150_1434546803480481113_n1Hace días que tengo en el escritorio del ordenador esa fotografía de Peter Handke y que ando dándole vueltas a lo que me sugiere. Es de Patrick Zachmann y la sacó en el año 2008, en su «casa ermita de Chaville», en los alrededores de París. A Handke se le ve de espaldas, enfrascado en la lectura de un libro, rodeado de libros, cuadernos, carpetas, útiles de escritura, un fósil también, muebles accesorios hechos con leña de derribo, y encarado a una ventana a medias velada por un lienzo de colores… pero sobre todo eso: está de espaldas y absorto en lo suyo. Ese me parece un buen emblema del darle la espalda a lo que es más prescindible de lo que parece, a la actualidad, esa realidad de la agenda mediática y e ir a lo tuyo, sin hacer ruido, en mirar hacia donde está aquello que de verdad importa, en silencio, con sosiego… releo lo escrito y pienso en que eso no pasa de ser un buen propósito más, de esos que se vienen abajo con la primera provocación, y que tienes que admitir que tal vez no tengas espacio en el que poner tu mirada y toda tu atención porque lo has perdido por el camino.

Distinguir entre lo que de verdad importa y cuenta en nuestra vida, y ayuda a saber en qué se sostiene esta (Garcilaso) y lo que es ruido y niebla: te puedes pasar la vida sin llegar a distinguirlo. [Rumbo a no sé dónde, 3.6.15]

Anuncios