El laberinto y sus hilos.

10350405_10203331142398271_6957886363196345187_nUn laberinto de hilos,
enredados como red vieja
de arrastre inservible,
hecha nasa de imposible fuga.
–¡Llamen a Houdini…!
–Dicen en guardarropía que está muerto.
Ariadna se fue de vacaciones.
Hace mucho que liquidaron por derribo
la mercería verde y amarilla
la de los hilos de colores
y el tiempo detenido.

El Minotauro tenía dos patas,
pero embestía como si tuviera cuatro,
por lo menos.
El hilo no llevaba al ovillo,
hilo rojo hilo verde,
poco importa si el laberinto
está a oscuras.

 

 

 

 

 

 

Anuncios