Las cosas que no se dicen…

editorial-6-4

… y acaban creciendo en la oscuridad del rincón de los agravios y pudriéndose. Entre lo que se piensa y se dice hay un pudridero.

Anuncios