Libertad de expresión, injurias y otras arenas movedizas.

3038

¿Inseguridad jurídica, mala fe, hipocresía social, convenciones, coveniencias…? Si yo hago mofa y escarnio público de la identidad u orientación sexual de un cargo público,  con seguridad el afectado recurriría con pleno derecho al Código Penal que en su artículado prevee la sanción de esa conducta tipificada como un ilícito penal, en cambio puede darse la paradoja de que esa misma persona califique de libertad de expresión la conducta delictiva de la profanación religiosa prevista en el artículo 525 del mismo código. Y quienes aplauden lo primero como una defensa ante un agravio, aplaudan lo segundo como el ejercicio de un derecho legítimo al margen de la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s