Alcibiades

Desde comienzos de los setenta (del pasado siglo) tengo a Pedro J. Ramírez y a sus amigos de Universidad del Opus, incluido el bizco de alma de Soria que se lo inventó,  y el marujón de Manuel Hidalgo, por unos bellacos… A cierta edad da igual lo que digas, no tienes nada que perder ni que ganar, nada. Esta gente pertenece a un mundo que no es el tuyo, pero del que por alguna razón extraña no peudes desentenderte. Mucho me temo que vamos a acabar en manos de esta gentuza… si es que alguna vez no lo hemos estado. 12243543_997225210297902_9088098165574878854_nCaptura de pantalla 2015-12-07 a las 08.18.52

Anuncios