La cuadrilla basura

Se acabó, demasiado es demasiado, con olla de por medio o sin ella, con matones de bavierrra o sin ellos: el Muñeco Ayanz, el Sacamantecas, el Cirri, Jaime, el vinoso conde Mosca, Lean, bobo hasta las pelotas, y el Wilde del pueblón que no falte, Javierito y su boina coronada de marqués de San Nicolás de Baris, carrerón en Diputación de la Grandeza, oye, eso dice Carmona,  marqués de Cuarterón, matonazo de cuartel, la puerca de La Chufona, con identidad sexual dubitativa a la cuarta copa, tocando el guitarrillo en los burdeles, disfrazada de Carmen Miranda, el mala polla de Carlitos Labora,  mooook, mooook,  Pepito Andada de la Maltosa, difunto, el Hormigo, vivo, pero apestando, Nacho Lerdo de Tajada, a ver si te mueres ya, cabrón, Carmona, lo mismo… oye, doncelillo, Maligna será tu puta madre, etcétera, pon otra ronda en el vallado… vaya por delante el elenco de este guiñol burlesco que voy a poner ya en escena. Madrid-Sevilla-Bilbao, Gran Peña, Embassy, Jurucha, Espejo, escenarios, escritura automática, un tiro de pistola de vino entre ceja y ceja, mooook…  A cada fallecimiento, un brindis: ¡Murió un perro!

*** Ah, y un aviso, mentiste Iñaki Uriarte, mentiste, y puedo demostrarlo.

Anuncios