Aki Kaurismäki y el infortunio

Captura de pantalla 2016-03-15 a las 23.36.18

 Aki Kaurismäki y sus perdedores –Nubes pasajeras (1996), El hombre sin pasado (2002) y Luces al atardecer (2006)– y sus escenarios de desdicha: el paro, la pobreza, la mala suerte, la torpeza social, el infortunio, las víctimas de esa violencia social que no es patrimonio de los calificados como antisociales por los que también lo son, pero tienen el poder en su mano, los delincuentes feroces, los marginales, mendigos y vagabundos urbanos, los abusados por los listos, los estafados con al ley en la mano, echados fuera del sistema por inservibles. Los perdedores resultan atractivos hasta que están demasiado cerca. Su espacio es el cine o la novela, pero tampoco siempre; en la realidad de los bancos y las estafas, inquietan, cunde el temor a que lo suyo sea contagioso, inducen a la fuga, a la escapada, hay temor a ser visto en su compañía… A los lobos les molesta su presencia y un testimonio como el de Kaurismäki se ve por encima del hombro, cuando no es motivo de burlas. No sigo. Espectador sobrecogido y olvidadizo, como todos.

Anuncios

2 pensamientos en “Aki Kaurismäki y el infortunio

Los comentarios están cerrados.