Del esperpento nacional (Diario volátil 22)

p1261.- De la astracanada nacional en este Teatro Chino de sesión continua y números más repetidos que renovados: «Quand la merde déborde, c’est encore de la merde», Léo Ferré en Et…Basta!

 2.- Canciones de más o de menos, el andar con la mugre al cuello es una forma de vida española, cenagosa, amenaza ahogarnos, si no nos ha ahogado ya.

3.- Nuevos profesionales de la política y mañas viejas, qué tristeza y qué decepción.

4.- Listas negras, grises, blancas, ramillete… las elabora siempre tu enemigo, no tú, que eres un dechado de virtudes públicas y privadas, alguien ejemplar, que puede repartir diplomas de honestidad, decir quién sí y quien no, mientras toma por asalto las zahúrdas del poder de turno.

5.- Antes de salir a escena oficiando de «preocupao» por el horror del mundo en general, mejor consultar las tendencias del día y ver qué mandan los gurús (Petronios) y qué pide el público.

6.- De tanto rasgarnos las vestiduras parecemos piezas de arte povera… pero no hay conde Panza que nos compre. Estamos muy vistos y parecemos malas copias de aquellos que pensaban que el cambio social y político era posible… hace nada, además, nada, y decían que la calle había vuelto a ser suya.

7.- Mario Conde, un Fantomas hecho dandi por la prosa corrosiva de Francisco Umbral, el guapetón del guiñol, ha subido de nuevo a la picota, llueven las pellas, y a su alrededor flota un aire de desvergüenza de leyenda… Bien, bonito espectáculo, instructivo. ¿Y ahora cómo sigue? ¿Uno entre cuántos?

8.- Etiamsi omnes, ego non… no lo digas muy alto no vaya a ser que te quiten el asiento.

9.- Etamsi omnes, ego non… altiva divisa de quien no quiere participar en otra muta que en la por él mismo azuzada.

10.- Ladrones, tramposos, criminales, abusivos, desvergonzados, asociales… no, no son insultos, es la cruda realidad y la tenemos encima, y hay quien aplaude, qué digo aplaude, vitorea y pide más.

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Del esperpento nacional (Diario volátil 22)

Los comentarios están cerrados.