Y volver…

IMG_0026 … sobre la huella de los propios pasos.
Hacía diez años que no pasaba por esos parajes, pero sabía por dónde iba y a dónde iría a parar, sin dudarlo, a ojos ciegas. Extraña memoria esa del bosque que te hace reconocer senderos y lugares sin reparar apenas por donde caminas. Los hiciste tuyos en algún momento. Tienes su mapa en algún rincón del cerebro o de las piernas de las que poco se habla aunque nos sostengan. Lo demás, el ruido de la regata, el mirlo, el cuco… nadie. La vieja calera, arruinada ya, y con ella la evocación de Cormac McCarthy y sus atrocidades silvestres. El corazón del bosque y el desvarío, el corazón del bosque y el camino de regreso en María Zambrano, claros y oscuridades, de unos a otros. ¿Tiempo de emboscamiento? Lo dudo. Pura fantasía literaria. Tu existencia depende de la bulla que armes porque parece que no tienes ya otra que la existencia que la social, la mediática. Tu afirmación en el mundo depende de la calidad de tu exhibición. ¿Quién lee hoy a María Zambrano, en El sueño creador por ejemplo? Su lenguaje es otro, para muchos resultará ininteligible. El discurso es otro, es urgente y es violento. ¿Con quién puedes compartir ese lenguaje? O Paul Valéry, en su Cahiers, cuando habla de lo que puede compartirse sin palabras, con un leve gesto. Derribos, derrotas, riadas, escorreduras, incendios… sin embargo algo permanece, pecios de naufragio, con ellos se puede armar un fortín, una guarida, una habitación, es cosa sabida, lugar común de referencia que excusa la edificación. Y sigo, regreso por donde había venido.

IMG_0030

Anuncios

2 pensamientos en “Y volver…

  1. Hola Miguel. No he leído el “Sueño Creador”, he leído “Delirio y destino” y cierto que es boscosa y dostoievskiana la Zambrano…Valery me gusta como poeta por algunas antologías y por el Cementerio Marino traducido, creo, por Jorge Guillén del que recuerdo cosas a veces: “El porvenir aquí sólo es pereza/ nítido insecto narra sequedades/…y la amargura es dulce/ y claro el ánimo”…
    Parece que en esta vida nos vamos por donde venimos. Hoy estoy desesperado por huir. De que?. De todo. Estar en una canoa o en un camello o incluso en un asno por Galilea…La cirujana ha visto buenas las analíticas, (me iría con ella al Mediterráneo porque es un ángel).

  2. Suena egoista y frívolo, pero por el momento quédate que haces falta, y me alegro mucho de lo de las analíticas. un abrazo

Los comentarios están cerrados.