Gajes de la escena (Diario volátil, 31)

AD003771.- «Escriban lo que escriban, entenderé lo que me venga en gana… lo que me convenga», dice el lector impertinente cuyos comentarios parecen ladridos, pero, te guste o no, no sabes qué oscura verdad baila en sus palabras.

2.- No te han malinterpretado, han asistido a tu permante función y han visto y oído lo que les ha parecido bien. Son riesgos de la escena, sin más… ¿No eras tu otro? ¿No era un guiñol burlesco el tuyo? Pues entonces.

3.- Qué cosa más rara es que hasta el contenido de un libro dependa de cómo y quién lo jalee… de su valor mejor no hablar. (Misterios literarios).

4.- Mi palabra contra la tuya… no, no es cierto, todo depende del entusiasmo linchador que gaste la parroquia para que la balanza se incline tanto que se venga abajo.

5.- «Liberales de izquierdas»: están en el mismo consejo de administración del negocio de la cosa pública que los de derechas, nuevos o viejos, viven de los dividendos y de la rotación de los cargos.

6.- Los mismos: vividores profesionales que del cambio social y político hicieron cajón de trileros y a él siguen.

7.- El que escribe en la prensa del poderoso cree que goza de libertad de expresión… y hasta de conciencia, pero sabe, a puerta cerrada, sabe.

8.- El insulto, el sarcasmo… o cuando no tienes armas eficaces para hacer valer tus derechos y denunciar los empujones que padezcas.

9.- Cuando no tienes fuerzas para denunciar el alcance del saqueo y la burla sostenida de “la izquierda liberal” en su vida de privilegio buscas consuelo en el silencio, ni siquiera buscas compartirlo con tus iguales porque los temes.

10.- «Nunca malogres tu carrera de perdedor con un éxito de mierda», decía Jorge Oteiza, y con él sus devotos… Es más fácil decirlo que hacerlo y más común oír esto en boca de ganadores que de verdaderos perdedores.

11.- La efeméride y la conmemoración son valores seguros de la industria cultural, el riesgo creador no, por lo menos hasta que no es digerido y convertido en objeto de negocio.

12.- Aldeanos Chriticos: a cambio de una «paguica» en la administración vendieron su silencio crítico al mejor postor y aún se permitieron el lujo de dar lecciones sobre cómo pasar la maroma sin red.

13.- “Tengo muy buena memoria porque tengo muy malos recuerdos” (Franz Werfel)… anda, tiéntate la ropa antes de afirmarlo tú y ahórranos el numerito.

*** La ilustración de esde Joseph Cornell

Anuncios

2 pensamientos en “Gajes de la escena (Diario volátil, 31)

  1. Hola Miguel. Me mueve esta vez a escribirte el término “la izquierda liberal”, puesto entre comillas. Les pones comillas porque van en familia a Dysneylan, pero en Florida eh¡, supongo.
    Además hoy me ha dado por pensar en dos Don Manueles, Azaña y Machado. Y tantos otros y tantos otros republicanos, políticos antifascistas. Ahora esos tipos no se entienden, están de más. FelipeVI. El gran capital celebrando las ceremonias de la confusión. La gente volviéndonos majaras o refugiándonos en nuestros atomizados mundos. No hay Cristo i ni Ché que valga¡
    No dejar de dar la tabarra al poder. Incomodemmos.

  2. Más bien van a la ópera a Venecia, en La Fenice, con el dinero de una caja de ahorros, esa… y encima se comparan con los que citas.

Los comentarios están cerrados.