Las cosas de los muertos

13147683_347000665423861_5731883731497464977_oLo que queda de una vida. Poco. Cositas que se desperdigan y unos recuerdos e inventos a ellas aparejados que contigo desaparecen, si te haces de manera pasajera con ellos y los incorporas a tu cacharrería. Marcel Proust fue muy claro a este respecto en El tiempo recobrado: . Atrapar el tiempo, atrapar lo inatrapable, aferrarse a lo que es tanto el recuerdo de un momento feliz como de la desdicha y de la vida que no fue, conservar el recuerdo de personas a las que no asistista lo suficiente en vida, y lo sabes. Conocí a una persona que escondía como podía sus recuerdos rotos, recompuestos, porque era lo único que de verdad tenía, y de pronto aparecía en escena para regalártelos, que era como consignártelos, que te hicieras tú cargo de ellos, pasarte el testigo de un historia que no has acabado de descifrar: las verdaderas vidas novelescas estaban a tu lado, no lejos, no en los escenarios de papel, estaban haciendo noche contigo.

Anuncios

Un pensamiento en “Las cosas de los muertos

  1. El miércoles 11 murió mi amigo Eskubi, tenía mucho que contar y me lo ha contado, hace apenas 15 días, En el proceso de Burgos en el año 70 con las detenciones masivas, era el jefe de ETA, se separó de todo predijo que la lucha armada en Europa en el siglo XX seria un desastre, inmenso sufrimiento y nada que celebrar y tenía razón, es lo que ha ocurrido y pasaran varias generaciones hasta que se vaya olvidando lo que hemos padecido, sus compañeros y amigos de Guibelaga la palomera le han puesto una esquela: más vale un mal día de caza que un buen día de trabajo…todavía se están riendo la cuadrilla de mi pueblo, que son cazadores.

Los comentarios están cerrados.