Tempus fugit

Cl00tYZWgAA2BRL.jpg_largeTantos duques excelentes,
tantos marqueses e condes
y varones
como vimos tan potentes,
di, Muerte, ¿dó los escondes,
e traspones?

Jorge Manrique en las Coplas a la muerte de su padre. Me acordé de ellas esta tarde en el cementerio de Sabaou, de Biarritz, en ese panteón medio abandonado, en cuya cripta están los restos de algunos aristócratas de la Belle Époque, linajes desaparecidos, blasones repintados, apellidos esfumados, olvido… y mármol de precio. Me acordé de Jorge Manrique y me acordé de cómo el tiempo se lleva por delante agravios, dignidades de cartón piedra y mandangas diversas, todo el guiñol de la bufa Danza de la Muerte que se escurre por el fondo del escenario.

Anuncios

Un pensamiento en “Tempus fugit

Los comentarios están cerrados.