Esperpento, sesión continua

67La Seguridad Social ha necesitado recurrir al Fondo de Pensiones para pagar las de este mes y la extra de los funcionarios, mientras se mantiene un globo de morosos a Hacienda que da vahídos, una deuda que, de realizarse por las bravas, sin duda contribuiría mucho a sanear la maltrecha economía pública del país sobre el que pende la amenaza cierta de la incautación de ahorros particulares (en las rentas más bajas se entiende). Esto no es Venezuela (desaparecida de la geografía política una vez pasadas las elecciones), es España cañí o Caína, eso a gustos, ese país literario donde la cainina, poderoso alcaloide, circula libremente según se ha podido ver desde la misma noche del resultado de las elecciones, las de los descabellos brindados al tendido y desde él aplaudidos. Ganaron los de siempre, por las armas o los votos, cuestión esta a meditar.

En los últimos años, el Gobierno ha recurrido de manera poco clara a ese Fondo desvalorizándolo de manera alarmante, pero por lo visto no lo suficiente para que suscite alarma social entre una parte significativa de sus votantes que son, a la vez, víctimas de su política de empobrecimiento generalizado. Otra de las paradojas de esta situación. «Paz y Trabajo» y un «¡Arriba el campo!» enseguida, aunque poco quede de ese campo que no puedan comprar tarde o temprano Monsanto y sus secuaces. El «Una Patria, un Estado, un Caudillo» ya no anda lejos y por derecho… por derecho de una democracia pervertida por los poderes económicos supranacionales. Exagero sin duda, pero sin la exageración del esperpento o la astracanada levantina esto no hay quien lo explique.

Ignoro cuál es la posición del PSOE con respecto al Fondo de Pensiones, como ignoro cual es la que tiene con respecto a la Ley Mordaza que, en su día y de manera clientelista, dijo que si llegaba al poder derogaría. Me temo que lo que se diga o deje de decir no tiene importancia ni entidad alguna. Hoy esto, mañana lo otro. La palabra del gobernante no compromete a nada y en consecuencia la mía tampoco, que robe él es garantía de que yo pueda hacerlo de manera impune… y la vida sigue. Como proyecto vital y político no conozco ninguno más ventajoso. Entre tanto, unos desvergonzados que curiosamente se estrellan de manera estrepitosa en las elecciones proclaman el bien vivir y sermonean lírico estoicismo, mientras se les huele de lejos que su vida carece de la amenaza de la precariedad y que sus ingresos están muy por encima del SMI: el estrépito de la barriada, el rumor de fronda de los excluidos les es ajeno por completo.

La fiscalía tumba informes policiales falsos elaborados a instancias de Interior contra sus enemigos políticos sin que haya consecuencias, ni penales ni políticas, ni verdadera reprobación social. Todo vale, el que tiene la sartén por el mango hace lo que quiere. Democracia. Fernández, el ya célebre Escachapuertas, debería estar si no en la cárcel, sí al menos fuera del sistema democrático, porque él no es demócrata ni partidario de verdaderas libertadas civiles. Lo ha demostrado de manera cumplida. No puede ampararse en su juego para ejercer de autoritario y policiaco, que es lo suyo. El gobierno pide para Fdez. un respeto a sus derechos civiles que no garantiza ni mucho menos al resto de los ciudadanos. El asco nos rebosa y total para nada, porque es la calle la que hay que tomar, dice el Espartaco de mi barrio, y a diario, y esa está tranquila, de vacaciones, perpetuas. El cambio tranquilo es una befa y una estafa que acaba pagándose.

Eduardo Madina, que por alguna razón no está en el lugar de Pedro Sánchez, descarta la coalición de salvación nacional, PP-PSOE, contra la que ya hemos advertido en repetidas ocasiones desde esta página. Una expresión esa ya abusiva. ¿Salvarnos de qué? ¿De nosotros mismos? Está claro que lo que se trata de salvar es el IBEX y el bienestar de los poderosos, y a los abusivos que hoy se parapetan detrás del resultado de las elecciones como antes lo hicieran detrás de la victoria militar. ¿Tremendismo el mío? Sin duda, y demagogia de paso y hasta populismo bolivariano, pero nada comparable al «desdiós» que ellos practican a diario desde sus puestos de gobierno.

Anuncios

Un pensamiento en “Esperpento, sesión continua

  1. Hola Miguel: las derechas no se andan con chiquitas. Los resultados de las elecciones son bien tristes. La izquierda se auto-sabotea y no se atreve a ganar. Veo-a toro pasado vale-la campaña de Podemos IU, de lo más plana y falta de emoción o de fuerza, no sé. El cartel más naif que un parque temático en el que se nota una vana satisfacción de haber llegado. Leche, que estamos en lucha¡. El sectarismo es atroz en IU y el snobismo de votar a Podemos se ha notado. Unos se quedan en casa y los otros votan psoe. Bah, intento explicarme cómo esta ahí el PP.
    A ver que pasa. He visto pasar una mani bastante nutrida de chavalas contra los babosos sanfermineros. Muy jóvenes. De negro. Impresionaban.

Los comentarios están cerrados.