Fue hace mucho

slide_13De casi todas las infamias hace mucho, aunque tuvieran lugar ayer mismo. El necio que ostenta el poder acaba de apostillar, como quien espanta una mosca, que lo ocurrido en Irak fue «hace 13 años»… el manotazo verbal expresa que eso fue hace mucho y en consecuencia carece de importancia y no le interesa. Es lo habitual, esa ha sido su actitud con respecto al franquismo que nunca ha condenado y al golpe militar de 1936, y a tantos otros asuntos graves. Para esta gente el tiempo no es que todo lo cure, sino que es su gran aliado, en la medida en que equivale a olvido casi por decreto. Inútil referirse a lo que guardan las hemerotecas, a sus propias palabras publicadas. No hay tiempo para revisarlas. Cuentan con ello. Cuando se publican es siempre demasiado tarde y no interesan.

 Por su parte el ex ministro de Defensa Trillo-Figueroa, actual embajador en Inglaterra, ha dicho que España no estuvo en la guerra de Irak… ni volverá a estar. ¿Ni volverá a estar? La patraña es de grueso calibre. El político sectario miente. Las tropas españolas sí estuvieron, sí dispararon y sí sufrieron bajas que dieron lugar a funerales nacionales y a actos de propaganda religioso-políticos. En concreto hubo más de 2.600 soldados, hubo 11 bajas (incluso de alguien acusado de haber participado en el asesinato de Mikel Zabalza), los soldados participaron en tiroteos… «Yo no veía figuras, sólo veía fogonazos de disparos y barría la zona con la ametralladora. En los primeros minutos del tiroteo cayeron varios de ellos»…

Yo no tengo confianza alguna en haber recibido información veraz ni por parte del Gobierno de lo realmente sucedido en Irak, ni en ningún otro lado, ni tampoco de las tropas españolas ni de ningún otro país involucrado en guerras de agresión o en misiones humanitarias que encubren horrores (cuando salen a la luz). La falsificación de los hechos, incluso en el lenguaje empleado para referirse a ellos –¿un espía en zona de guerra es por completo beligerante o una hermana de la caridad?–, la manipulación retórica –sostener que quien apoya a combatientes no combate es creer que te diriges a débiles mentales– , y el secretismo son las normas. No hay medio de comunicación que se atreva a informar de verdad porque saben que buena parte del público no desea saber lo que puede inquietarle, porque lo han adiestrado para eso. Horrores, los justos. No hay afición a cuestionar ni las consignas, ni los dogmas, ni la publicidad… nada. Y resulta por completo antipático quien lo hace.

Ahora mismo a Trillo, que mintió con la tragedia del YAK-42, sin consecuencias, se le acusa de un enriquecimiento millonario, ilícito e indecoroso… ¿354.000 euros por una asesoría verbal? Y por lo visto hay más, aunque fuera hace mucho, es decir ayer mismo, se lo lleva el tiempo y por lo visto el viento…

 Es inútil preguntarse qué hace alguien así como embajador de España en el Reino Unido porque a estas alturas lo es preguntarse por casi todo lo relacionado con la vida pública de este país, al margen de que sea de una coherencia absoluta… ¿Por qué no? No olvidemos que el partido político más corrupto de la historia de España (en dura competencia con el franquismo) ha ganado las elecciones. Son los votos los que avalan la trampa, el saqueo, el enriquecimiento ilícito de unos y el indecoroso de otros. Pueden hacer lo que les viene en gana, ese es el poder, esa es la democracia a la española.

Es gracias a esos votos cómo puede negarse la evidencia de las patrañas, los abusos, los saqueos, en la convicción de que va a ser de inmediato asumida por el electorado y por una parte de la opinión pública reacia a remover las cloacas del poder, como estamos viendo. También para los medios de comunicación afines al gobierno casi todo fue hace mucho y tampoco tiran de sus propias hemerotecas y archivos, lo que da una idea del sentido que para ellos tiene la información honesta y no convertida en propaganda gubernamental. El Gobierno español no necesita un ministerio de propaganda, con sostener desde lejos las economías de los medios le basta.

*** Artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, 10.7.2016

Anuncios