Hazte escaso

86ddf57eb5ea94c46a2bcf36b43bbb16Lo decía Godínez, demonio de muchos rostros  de mi diablada boliviana, esta que voy armando, recuerdo a recuerdo, página a página, silencio tras silencio, al tiempo que borro páginas y más páginas de esta blog,  ya obsoletas, hechas hojarasca, lastre, como las páginas de esos diarios/dietarios que no sirven ni para conocerse, ni para desconocerse, ni para desahogarse, puro ponerse en escena de la manera más ventajosa posible hasta que el género aburre  a un público muy aburrido ya de casi todo. ¿Para qué escribirlos entonces? ¿Para qué escribirlos ahora, cuando la escena de las redes sociales está iluminada sin interrupción y el juego de ver y ser visto se ha distorsionado de tal manera que ha acabado en un “¡Mírame!” angustioso? Hazte escaso, lo dice sobre todo quien no renuncia a la escena y con ella a la existencia.

Anuncios