Emboscaduras (Diario volátil, 33)

img_0280

1.- La emboscadura, esa ficción recurrente que da en nada, pura misantropía de burlado, dengues de perdedor en el arrebuche.
2.- El bosque, refugio de proscritos y escenario del extravío, de la confusión, del ir de ningún sitio a ninguna parte.3. – La lucidez de quien solo sabe que está perdido en un bosque y rehusa la tentación de quedarse quieto.
4.- Sentir o comprobar que no tienes nada que perder y echarte a la desesperada no es lo mismo que pensar y expresarte  con lucidez.
5.- Como siempre, una cosa es pensar con lucidez y otra, bien distinta, actuar de acuerdo al propósito de conciencia tramado… por no hablar de hacerlo de manera acertada, eficaz.
6.- Proscrito se reclama aquel que no sabe vivir fuera del calor de la tribu y de su ley, y celebra todas las ceremonias que hacen del cotarro y su bandera  una fuente de abusos.
7.- La tribu… la buena tribu y la mala tribu, mi cotarro, tu cotarro, mi bandera, la tuya, mi historia y su relato, y la tuya, de segunda siempre… mi fosa, la tuya… etcétera.

 

 

Anuncios