En medio del camino

dsc_0090

Ese roble está en el camino de Arraioz a Auzkue, un monte pequeño que hay aquí al lado, al que suelo dar la vuelta a menudo. Unas veces me lo encuentro de subida, si la vuelta es corta, y otras, las más, de bajada, si voy por el camino de Ziga, hasta torcer por el de Mugairi. Unas veces lo paso por la derecha y otras por la izquierda. Está, como digo, en medio del camino, en una zona de castaños viejos y muy deteriorados, derrumbados por la enfermedad, el viento del sur que por ahí pasa azotándolo todo.  Es un paisaje que se me ha hecho familiar a fuerza de patearlo, sin más pretensiones que poner un pie detrás de otro, sin filosofías, con más ensimismamiento que otra cosa o mirando con detenimiento las hojas de los helechos, el color de las de los castaños, el vuelo de un gallico de San Martín que salió esta mañana, el de los buitres o los milanos reales… y no, no recojo hongos porque para qué, si no los como, fósiles sí, me gustan, desde crío. Y las luces, como las de esta mañana.  Mentiría si dijera que me dedico a pensamientos de recio y apretado discurrir. Ideas como pájaros echados a volar. Hay sendas que llevan a lugares abandonados, en otras es mejor mirar bien donde pisas. Mi mundo, al que me va a ser muy difícil renunciar, pase lo que pase.

dsc_0074 dsc_0082dsc_0038

Anuncios

Un pensamiento en “En medio del camino

  1. Hola Miguel. Que suerte tienes¡ Te imagino Juan Jacobo en sus meditaciones. El corrector no me deja poner imajino… ahora. Cosas del otro Juan, el Juan Ramón. Que disfrutes del otoño. Qué luces y alturas te inspiren y que nos sigas deleitando. Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.