El país de los milagros

import_10402970_1Milagro es que un número más que respetable de ciudadanos baldados apoye de manera firme con sus votos al partido más corrupto de la historia de España, encabezado por Mariano Rajoy, hecho papamoscas de un país proclive a tener en escena el esperpento por tiempo ilimitado, y colgar de continuo el cartel de «No hay billetes». No puede ser solo porque les guste o por vicio o por sentido de la emulación, hablo de los paganos de la farra, no de los que hacen con ella fortuna. Tiene que haber algo más, algo relacionado con la milagrería y la política hecha dogma religioso. Como si perviviera el que hay que hacer y decir lo que dice el señor cura, el señor alcalde y el cabo de la Guardia Civil, que como ideología ni Ramiro de Maeztu (iba a poner Bakunin, pero no es el caso).

  Y más milagroso que lo anterior resulta que los militantes del PSOE que apoyan el No a Rajoy y otros noes, gente valiosa que conocemos todos, y desautorizan con sus voces a los gurús del partido, no se rebelen de verdad, cuando son miles, y se queden atrapados en las decisiones de unos personajes siniestros que deberían estar retirados por caducidad y que no defienden otra cosa que su propio estatus. Está todo dicho y se lo han dicho ellos solos, las pellas sobran porque ni siquiera hay verdadera picota. (Sigue en artículo publicado en Cuarto Poder,  26.10.16, )

Anuncios

Un pensamiento en “El país de los milagros

  1. Hola Miguel. La gente bienintencionada, valiosa o simplemente de cuota y carné, del Psoe, los que llevan el bar en las casas del pueblo, los que tuvimos un abuelo en la ugt…No deberíamos tolerar a los barones gurúes popes papas… que van contra los intereses socialistas. !Fuera¡ Que se vayan a formar un partido neo-monárquico en las posiciones derechistas . Me fastidia la impotencia de los que no hemos estudiado ciencias políticas.

Los comentarios están cerrados.