Cito volat

dsc_0057

Los trabajos y los días. Hesiodo: “Un mismo día resulta a veces madrastra, a veces madre”*. Correr, corren, rutinarios, entre nubes y claros. Hace semanas que trabajo en la corrección de Las pirañas (1992), una novela que me trajo más disgustos que gozos.  No creo que  ahora mismo tuviera la furia necesaria como para acometer una escritura como esa.  He comprobado con asombro que fue publicada poco menos que en estado de borrador… claro que me asombra mucho más lo poco que han cambiado algunas cosas de lo público desde la corrupción socialista de hace 25 años y el feroz arrebuche social, del encono mejor ni hablar. Los mismos o muy parecidos, y a lo mismo, y el mortecino “de aquellos polvos estos lodos”, porque mortecina es esa desganada constatación.  A veces me resulta difícil descifrar lo que yo mismo escribí entonces y no distingo entre lo vivido y lo imaginado. Cuando ese trabajo me agobia, salgo a caminar por los alrededores o me voy a Bolivia (en el papel) o leo a Muray en su Ultima necat o a Bouvier en sus libros de viajes  ¿La novela del escritor en su día a día? Según y como, poca cosa, con adornos de puesta en escena es distinto, pero me da flojera.

* Traducción de Antonio González Laso (1964)

Anuncios

2 pensamientos en “Cito volat

  1. No, desde luego que no, pero como digo, muchas páginas me hacen pensar que por no sé qué razón, el texto que se publicó estaba en estado de borrador.

Los comentarios están cerrados.